GRAVE AMENAZA EN EL BÓSFORO, TURQUÍA HACIA LA TEOCRACIA… ACTUALL -el brief-

NOTA DEL EDITOR: Los resultados del referéndum  de ayer en Turquía (51,33%/48,67%) abren mortificantes horizontes a un continente Europeo ya suficientemente traumatizado. El presidente Erdogan de vieja y pública tradición islamista, quien ha demostrado una sostenida y paciente perseverancia, desde que accediera al cargo de primer ministro, en fecha tan lejana como el año 2003, que ejerció hasta el 2014, en que fue electo presidente, dedicado a desmontar la República seglar que creara Mustafa Kemal Ataturk, el heróico guerrero y político, que le había permitido a Turquía deslastrarse del oscurantismo clerical del Islam y convertirse en un país moderno.

Ahora acaba de ganar, cierto que por escaso margen, un referéndum que le permite convertir a la otrora “Sagrada Puerta” en país sólidamente presidencialista y eliminar las funciones del jefe del gobierno, es decir del Primer Ministro, que ahora suma a las de Jefe del Estado.

No hay que hilar muy fino para ver que Erdogán, aspira a recuperar el papel de “Califa” que sumado al del Sultán otomano del pasado, hacía de los monarcas turcos a la vez jefes políticos y religiosos de todo el Islam.

La gravedad que esto representa no solo para Europa, sino para el mundo occidental y para la civilización judeo-cristiana en particular, no necesita ser subrayado. Debemos seguir de cerca este proceso, no en balde los osmanlíes, los poderosísimos monarcas turcos recibían el tratamiento de sultán de los dos mundos

ALFREDO CORONIL HARTMANN

Ítaca 17 de abril de 2017.

——————————————————————-

 

 

Actuall - actuall.com

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan proclamó la victoria del “sí” en el referéndum de este domingo sobre 18 cambios en la Constitución que concentrarán el poder de la República en manos del presidente.

Con el 99% de los votos escrutado, el “sí” gana con un 51,33% [24,7 millones de votos] frente al 48,67% del “no” [23,4 millones], según ha informado la agencia turca de noticias Anadolou.

La Oposición ha denunciado inmediatamente irregularidades en el recuento. La oficina de la OSCE para las Instituciones Democráticas y los Derechos Humanos hará público a las 2 de la tarde [hora de Bruselas] un informe sobre la limpieza del plebiscito.

Esto es lo que la Comisión de Venecia –el cuerpo consultivo del Consejo de Europa sobre Derecho Constitucional– dijo en marzo pasado sobre las reglas del juego de este referéndum, que calificó de “injustas”.

El “no” a las reformas del presidente Erdogan ha ganado en Estambul, la mayor ciudad del país.

El “sí” se ha impuesto en las zonas rurales, y también gracias a los emigrantes –una diáspora de más de 5,5 millones de turcos. En todo caso, llama la atención que, después de nueve meses de estado de emergencia tras el fallido golpe de 2016, y más de 100.000 personas arrestadas y otras 140.000 depuradas de sus puestos en la Administración pública, el señor Erdogan haya ganado por tan exiguo margen.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, la representante de la Política Exterior, Federica Mogherini,  y el comisario para la Política de Vecindad, Johannes Hahn, han hecho esta madrugada una declaración conjunta sobre el plebiscito: “En vista del estrecho resultado y de las profundas implicaciones de las reformas constitucionales, hacemos un llamamiento a las autoridades turcas para buscar el mayor consenso nacional posible en su aplicación”.

La preocupación de los políticos de Bruselas está más que justificada. Turquía tiene la llave de las compuertas de la inmigración masiva hacia la zona Schengen, en la que los refugiados pueden moverse libremente por la Unión Europea. Erdogan acostumbra a amenazar con abrirlas y dejar pasar a cientos de miles de personas que hoy retiene en su territorio a cambio de miles de millones de euros de Bruselas y la promesa de visados rápidos para que los ciudadanos turcos puedan circular por Europa.

El New York Times espera una “ofensiva de encanto” del presidente Erdogan hacia la Unión Europea y los Estados Unidos, tras el referéndum. Turquía es un aliado clave de la OTAN, y el análisis del Times concluye que, probablemente, el presidente suavizará sus tics autoritarios para recuperar la confianza de Occidente, ahora que se ve a sí mismo instalado en el poder absoluto de Turquía por las reformas constitucionales ganadas en el referéndum de este domingo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s