MANIFIESTO PÚBLICO DEL CENTRO NACIONAL DE BIOÉTICA (CENALBE)

No hay texto alternativo automático disponible.

El Centro Nacional de Bioética “CENABI” repudia  las violaciones a los Derechos Humanos y a la Constitución  de la República Bolivariana de Venezuela perpetradas por el Gobierno Nacional en las últimas semanas, con motivo de legítimas protestas ciudadanas.

El CENABI es una Asociación Civil sin fines de lucro, sin vinculación política de ninguna naturaleza, pionera en la enseñanza de la Bioética en Venezuela, disciplina cuya esencia es procurar el respeto a la dignidad del ser humano en todos los escenarios posibles.

Es nuestro deber condenar el irrespeto al derecho a la vida y a la integridad física, cuando se agrede brutalmente con gases tóxicos, perdigones y balas, no solo a manifestantes desarmados, sino incluso a transeúntes ajenos a la actividad, y lo que es peor, a niños hospitalizados. Se ha detenido arbitrariamente y sometido a tortura a un gran número de ciudadanos, negándoles su legítimo derecho a la comunicación con familiares y abogados.

Los ciudadanos venezolanos han sido testigos del amedrentamiento y agresión por colectivos armados y el saqueo de propiedades privadas, ante la mirada indiferente de los cuerpos de seguridad del Estado.

Estos abusos se suman al maltrato permanente de la población venezolana, víctima del hambre y por desnutrición; así como de enfermedades que no pueden ser tratadas adecuadamente por la escasez de medicamentos e insumos médicos. Basta con revisar los resultados de la Encuesta Condiciones de Vida (ENCOVI, 2016), realizada por profesionales de tres de nuestras universidades más prestigiosas (UCAB-USB-UCV) y la Encuesta de la organización Caritas de Venezuela, en los que se evidencia el deterioro nutricional de la población, con secuelas irreversibles en los más pequeños. Los enfermos mueren “de mengua”, las enfermedades crónicas se han transformado en una sentencia de muerte, al no disponer de los tratamientos necesarios, situación agravada por el reiterado rechazo a la ayuda humanitaria ofrecida por otras naciones y organizaciones civiles.

De menor impacto comunicacional, pero no menos importante como irrespeto a la dignidad de la persona humana, es la imposición a la fuerza de una ideología que vulnera la libertad personal y el derecho a la autodeterminación,  chantajea con bolsas de comida y beneficios de mal llamadas  “misiones”,  adoctrina  en las escuelas y a través de medios de comunicación bajo su control hegemónico, miente en forma descarada y permanente, además de desconocer a un poder elegido por una amplia mayoría de la población.

Es oportuno señalar que nuestra Constitución Nacional de 1.999 expresa en su preámbulo ser garante universal e indivisible de los Derechos Humanos, por lo que las violaciones aquí denunciadas son también violaciones a la Constitución y deslegitiman a sus autores.

Nos sumamos a los múltiples llamados nacionales e internacionales a recobrar el camino DEMOCRÁTICO necesario para la pronta recuperación social, económica y sobre todo ética de esta gran Nación.

Por la Junta Directiva:

Gladys Velázquez, Presidente

Maritza Padrón, Secretaria de actas

Caracas, 24 de abril de 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s