EL COMERCIO, LIMA: Maduro intenta otro autogolpe para aferrarse al poder

“Convoco al poder constituyente originario para lograr la paz que necesita el país, para derrotar el golpe fascista, una Constituyente ciudadana, no de partidos políticos. Una Constituyente del pueblo”, dijo Maduro, ante miles de seguidores congregados en el centro de Caracas por el Día del Trabajador.

El mandatario socialista anunció que este lunes entregará al Consejo Nacional Electoral (CNE) las bases del proceso, que contempla la elección de 500 asambleístas, una parte por sectores sociales que escogerán directamente a sus representantes, y la otra por municipios.

“Con el pueblo, con la clase obrera, convoco el poder constituyente originario del pueblo”, exclamó. “No dejaron más alternativa”, añadió.

“Va a ser una Constituyente electa con voto directo del pueblo para elegir a unos 500 constituyentistas: 200 o 250 por la base de la clase obrera, las comunas, misiones, los movimientos sociales (…) Los movimientos de personas con discapacidad van a tener a sus constituyentes propios electos, los pensionados”, detalló el presidente.

Maduro dijo que los restantes asambleístas “se van a elegir en un sistema territorializado, con carácter municipal y local”.

En la noche, durante el Consejo de Ministros, el jefe de Estado firmó el decreto de convocatoria al proceso y explicó los detalles de lo que se busca.

“He pensado mucho con el alto mando militar y político, las opciones estratégicas. Me he encomendado a Dios y a los espíritus protectores de esta patria sagrada, y hoy 1 de mayo anuncio que en uso de mis atribuciones presidenciales constitucionales, y de acuerdo con el artículo 347 de la Constitución, convocó al poder constituyente”, dijo Maduro.

La Constitución venezolana permite al presidente de la República, a los dos tercios del Parlamento y al 15% de los electores inscritos en el registro electoral convocar una Asamblea Constituyente.

Una vez elegidos los miembros de la Constituyente a través del voto popular, estos deben redactar una nueva Carta Magna que no podrá ser objetada por el presidente de la República y a partir de la cual se deben llamar a comicios generales para todos los cargos de elección popular.

En 1999, en sus primeros meses de mandato, el fallecido presidente Hugo Chávez celebró un proceso constituyente que, entre otras cosas, derivó en un aumento a seis años del período presidencial y permitió a la población revocar los cargos públicos.

Los miembros de la Constituyente de 1999 fueron elegidos mediante una votación nacional, y no por sectores como plantea Maduro, y pertenecían mayoritariamente al chavismo.

“Les entrego el poder que me dio Hugo Chávez, vayan a ganar la batalla”, añadió el gobernante.

Maduro no dio detalles del proceso, pero dijo que se necesitaba “transformar esa Asamblea Nacional podrida”, en referencia al poder legislativo cuya mayoría está en manos de sus adversarios políticos.

Los principales líderes opositores habían advertido en los días previos que cualquier llamado a una Asamblea Nacional Constituyente debía ser “desobedecido”.

En una primera reacción, el líder opositor Henrique Capriles tildó de fraudulenta la convocatoria y llamó a la oposición a tomar las calles.

La oposición asegura que Maduro se ha convertido en un “dictador” que apresa a la disidencia y cercena las libertades y el lunes cumplió un mes de protestas en las calles exigiendo, entre otras cosas, elecciones anticipadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s