PRIMER PODER A.C. EDITORIAL

EDITORIAL 

¿POBRE?: QUIEN ESPERA PARA TENER

Rico: quien crece con lo que tiene. 
Pobre: quien espera para tener.

La riqueza es la capacidad propia para crear soluciones. Rico es un ser que aún desde la inopia crea bienestar con lo que tiene. Ese es el espíritu que marca la historia del ser humano desde la inopia de sus inicios hasta haber construido el bienestar que ofrece el mundo moderno. Ni el dinero, ni las universidades existían al inicio de la historia humana. Pobre quien no puede crear soluciones, aún encerrado en una bóveda llena de dinero. Nadie sobrevive comiendo papel moneda. Venezuela tiene muchos recursos para crecer ¿hemos creado bienestar común con lo que tenemos? ¿Bienestar? cuando es común, sino es  una limosna que depende de la voluntad y/o capacidad del estado. El limosnero es un esclavo.

 Un estado que es capaz de darte todo lo que necesitas; es capaz de quitarte todo lo que tienes”. 

Thomas Jefferson

Lo que fortalece a los modelos totalitarios es la dependencia de su pueblo por las limosnas del dictador. Sin embargo, no se trata solo de que se debe esperar a que el dictador de su permiso; sino que los pobladores no son capaces por si mismos de crear sus soluciones – a mayor dependencia, mayor pobreza.

En democracia el ciudadano es libre porque es capaz de crear, tener y cuidar su bienestar; porque el bienestar común es la fuente y protección del bienestar propio. Hay pobreza mientras no haya capacidad para crear bienestar común.

El dictador se fortalece con tu pobreza. 

La democracia se fortalece con tu riqueza.

Apenas al inicio de la democracia, durante los años 60 y 70, el estado construyó no menos del 80% de la infraestructura muy moderna que da operatividad a los derechos democráticos y a los programas del desarrollo social y económico que disfrutamos hasta inicios del siglo 21. Fue entre los 60 hasta los 80, cuando se puede hablar de TODO un nuevo país, con grandes mejoras en muchos aspectos, pero si bien se alcanzó algo muy bueno, ¿supimos mantenerlo? ¿supimos mejorarlo? ¡NO! El estado hizo su parte, mientras que nosotros: sólo esperamos que se cumplieran las ilusiones que “cumpliría” el próximo “presidente”.

Tan marginal puede ser un indigente, como un multimillonario.

La pobreza se debate entre pobres marginados y pobres marginales. Ambos son comunitariamente pasivos. La marginalidad es sinónimo de pobreza.  Marginar es aislar – voluntariamente o no. Así los marginales pueden ser quienes se aíslan en un espacio sea físico, económico, académico o de poder … Toda persona es marginal cuando se aísla de la realidad que le rodea para atender a causas individualistas. Marginado es quien es aislado a la fuerza. El pueblo es marginado en dictadura. / Ley de Sistémica: Todo vacío es llenado

“El precio por desentenderse de la política es ser gobernado por los peores” 

Platón (filósofo griego):

Ser individualistas o marginales ante la polis -o comunidad, en griego- se castiga con ser gobernado por los peores. Esto marca una clara diferencia entre quienes luchan por el poder sobre la polis (poder político) y quienes trabajan por el bienestar de la polis. La política es la gerencia del bienestar de la polis, lo cual implica que si no hay bienestar para la polis, no hay política.  Dominar a la polis no significa que se haga política, sino que se tiene poder político y más nada.

Durante el siglo 21, por la vía electoral, un movimiento radical –encabezado por un grupo criminal orientado por el dictador cubano Fidel Castro- inició el desmantelamiento del sistema democrático con el fin de tener el control total del Estado. Este totalitarismo medieval trabajó para aislar al Estado del pueblo venezolano. No podemos criminalizar a todos los seguidores de tal farsa democrática, pero su ceguera ante el desastre que ayudaron crear por tantos años, les acusa como cómplices. Hoy se dan cuenta de que quienes hemos disentido del castro-comunismo teníamos razón. Hoy coincidimos todos los demócratas, de todas las ideologías. El castrismo es dictadura criminal.

Tal como en la Cuba castrista, en nombre de una “mejor vida”, se promovieron propagandas fascinantemente ilusorias que reclutaron a muchas personas. Quizá más que las propagandas fueron los sobornos que daban a quienes vendían su poder electoral a manos de este grupo. Fue como dar parte de lo que robaron a quienes ingresaban a su banda: todo en nombre de “por fin tener una mejor vida”. Mentir descaradamente ha sido su norma, pero se acabo la plata para los sobornos masivos. Se acabó el dinero para mantener “felices a los esclavos” que a más ignorantes, más “libres” creían que estaban por tener un pantalla plana o un carrito de mala calidad. Se acabó el dinero para la farsa. Ahora el dinero es solo para la oligarquía de los “jefes” archi-multimillonarios que “luchan” en “favor de lo pobres” contra “los ricos de la derecha imperialista” … es decir los fascistas acusan de fascistas a los demócratas. (?)

La meta de los castro-delincuentes fue la esclavitud absoluta del venezolano y así los dirigentes y estrategas del grupo criminal se dedicaron a destruir al aparato de desarrollo del país en favor de sus fortunas personales.  

El grupo criminal (con vínculos con el narcotráfico y el terrorismo) se impuso como todo modelo dictatorial, trabajando para que la ignorancia, la miseria, las enfermedades y el atraso debilitaran a la población en general, al punto de someterla bajo la absoluta dependencia del Estado. Se impuso el mismo estilo de gobierno de un caudillo o jefe de tribu del siglo 19, que con su montonera armada somete bajo bala y cárcel…  Nosotros, distraídos -como siempre- con el progreso personal (marginalidad), olvidamos que la mayoría es la que decide elecciones. La misma crisis nos fue llevando a sobrevivir, antes de trabajar por el país que nos daría un buen futuro. Los peores tomaron el poder. Nuestro aislamiento de la política trajo a la barbarie.

Sostener que la política es sucia y no debemos participar en esta, es cacarear un antivalor democrático. Así nos auto- excluimos de las decisiones que nos afectan y a la vez, nos excusamos de no participar en asuntos de bienestar común. A veces nuestro aislamiento viene del hecho de no saber convivir, al creernos “reyes” que si no obedecen lo que ordenamos, nos ofendemos y nos vamos. La teoría de la democracia es para practicarla, no solo para exigir derechos. La diferencia de criterios es muy poco practicada. Lo plural no está bien entendido. Leyendo la frase de Platón, descubrimos que la participación ciudadana es el pilar de la democracia o de otra forma, el totalitarismo de los peores nos somete.

El pobre ama más al pan que a la libertad” 

Jean Jaques Rousseau

Pensar que esta frase es aplaudida por venezolanos que viven entre lujos muy modernos y costosos, ignorando que son los pobres que aman solo su “pan”: su dinero; aun cuando esto les quite derechos, individuales y colectivos. Son los que confunden desarrollo con modernidad. Tener hospitales, universidades, escuelas, aeropuertos, electricidad, vías asfaltadas, edificios lujosos, equipos “high-tec”,  etc. es modernidad. Desarrollo es bienestar colectivo.   

Hasta los años 60, una excusa de nuestra marginalidad o pasividad comunitaria fue que más del 60% éramos analfabetas. A finales del siglo 20, el analfabetismo apenas se ubicaba en 5% (si mucho) y además pasamos de 3 universidades públicas en 1958 a 18 en 1998, sin contar otro grupo de universidades privadas que en total superan 30. La calidad de instrucción en Venezuela, es valorada en el mundo cuando sus graduados son muy bien recibidos en los países desarrollados. Sin embargo, estas casas de estudios han sido las que instruyeron a quienes han administrado al Estado y al sector privado del país desde los años 70 hasta hoy ¿para que? ¿para que en los últimos 40 años el egoísmo sea factor común? Este es el grave error de instruir a las personas sin darle moral. Sin moral, no hay luz.

El poder no corrompe, delata. 

La abundancia de dinero, delató nuestra pobreza. 

Por nuestra marginalidad o pobreza, permitimos que una minoría se robase el dinero estatal para nuestro bienestar. Los funcionarios corruptos de los últimos 40 años provienen en su gran mayoría de la clase media y la popular. Con el engaño de que los “sifrinos” eran los culpables de los problemas, estafaron los votos que les llevaron al poder. Ahora viven en palacios u ostentan lujos muy sifrinos, en el inútil intento de esconder su pobreza. No importan los años, ni las generaciones teniendo dinero, la ausencia de una obra de beneficio común les delata como marginales con plata. La alta sociedad o alto valor social no se define por la abundancia material, sino por la alta utilidad para la sociedad. El afán mediático-materialista confiesa  marginalidad. El pobre mide el valor por la fama como mensajera de poder. El rico procura y cuida lo importante. ¿Famoso? puede ser un asesino. ¿Importante?  Una buena madre, un buen padre, un buen país…

La mentalidad de pobreza somete a la lógica que nos dice que lo colectivo es lo que nos alimenta y protege. Triste es ver que el dolor que hoy sentimos en manos de una tribu de asesinos, todavía no mueve a algunos para apoyar la lucha por un mejor país. La inteligencia se mide por el dolor con que se aprende.

El Primer Poder de la democracia es el ciudadano. Así como el Primer Poder del desarrollo es la democracia.” 

Lema institucional de “Primer Poder” A.C.

No hay democracia sin ciudadanos. La historia de la humanidad demuestra que la pluralidad es fuente de desarrollo. Ergo: la democracia es fuente de desarrollo.

La democracia es un trabajo, tal como lo son el desarrollo, la libertad y la paz. Ningún estado del planeta puede cubrir con todo lo que su ciudadanía necesita. La democracia no es de otro es tuya.

La ilusión depende de lo que haga otra persona. 

La esperanza depende de lo que tú hagas.

Tu libertad está en tu capacidad. La pobreza crea un sistema de obedientes abusados, donde el triunfador es quien más poder tenga para abusar.  Hasta nuestro sistema educativo entrena para la obediencia ciega. Callar y obedecer. 

El conocimiento sin moral, estimula la obediencia ciega que desarrolla al sistema de esclavitud ilustrada. Esto no es sólo anti-democrático, sino que conspira contra toda acción evolutiva ya que en estas siempre hay un acto de rebeldía contra lo establecido y conocido. 

Por dura que suene esta crítica, el tradicional sistema educativo venezolano debe reformar sus métodos. Tenemos que crear ciudadanos y para ello se debe acabar con la sumisión que invita a la pasividad ante el abuso de las autoridades escolares… ¿y luego pedimos que hoy estos “buenos esclavos” ilustrados salgan a protestar? ¿cómo? si lo que siempre se les aplaudió fue obedecer ciegamente. Para este sistema escolar, protestar es un delito.

No importando cual cogollo te diga o imponga algo, tu decisión hoy marca a las calles venezolanas. Al fin, reconocemos que protestar (civilizadamente) es lo que trae evolución. Aprendimos a respetar a nuestro propio discurso de necesidades. Ni propagandas, ni decretos definen nuestras acciones, cuando al ir a comprar algo vemos que no alcanza nuestro dinero (llevamos 40 años sufriendo esta calamidad); o cuando vamos a buscar una medicina, no podemos tenerla; o cuando al salir a la calle somos atacados por el crimen. El discurso democrático no es el de ellos, es el tuyo.

República en latín significa propiedad pública y así, su base fundamental es la soberanía popular. Finalmente después de dos siglos, el 06 de diciembre del 2015, nuestra soberanía popular se expresó sin otro discurso que no fuera el ciudadano. Hoy, esa misma soberanía está en las calles luchando por su futuro de paz, democracia y progreso. NOSOTROS DEFINIMOS EL FUTURO.

Para cerrar este grupo de reflexiones, saquemos una muy importante lección de la historia democrática en el mundo. Todos los países que hoy son desarrollados pasaron por problemas como los que sufrimos nosotros.

Casi una década después del final de la guerra de independencia del pueblo Norteamericano, hubo un intento de crear una dictadura que anulase a la soberanía popular. Entonces Benjamín Franklin (prócer de esa democracia y republica) fue abordado por una persona que se encontraba en un evento, quien  le preguntó: “Pero bueno ¿qué es esto? ¿Una dictadura o una democracia?”. A lo que Franklin respondió: “Una dictadura, si usted lo permite. Una democracia, si usted la defiende.”.

Todos los países desarrollados son democráticos, no por la imposición de una minoría sino por la riqueza, por la alta calidad democrática, que impone la mayoría… recordando lo ya dicho: Leyendo la frase de Platón, descubrimos que la participación ciudadana es el pilar de la democracia o de otra forma, el totalitarismo de los peores nos somete.”

 “El Primer Poder de la democracia…” es lo que tú hagas.

NOTA: Este editorial repite muchas de las ideas que hemos publicado desde el año 2002 hasta el presente. El momento pide hacer reflexiones. Salir de estos criminales que han secuestrado al Estado presidencial en el siglo 21, será el inicio de un gran cambio que traiga un Estado Plural  (abrir link para ver detalles del último borrador de este proyecto)https://es.scribd.com/document/318726151/Resumen-Proyecto-Grifo-El-ESTADO-PLURAL-R-2006-Primer-Poder-A-C-V-Julio-2016

La Era plural es ya un hecho desde que tú participas en el bienestar colectivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s