GILBERTO HAIECK WULFF CARTA PUBLICA AL PADRE LUIS UGALDE…

 Y el artículo del Ilustre prelado a quien va dirigida.

NOTA DEL EDITOR DE ESTA PÁGINA WEB

Esta tarde recibí un correo de mi muy querido amigo de infancia y adolescencia, además de muy respetado colega, Gilberto Haieck, acompañado de una carta pública, respetuosa y atildada, como es él, comentando la actitud del Papa Bergoglio en relación al drama venezolano y la defensa por demás institucional y forzosamente inteligente, del muy querido y admirado Padre Ugalde, de las actitudes del pontífice en el caso venezolano. Son dos hombres de honor, solventes moral e  intelectualmente, a mi no me toca decir mas nada. Salud

Alfredo Coronil Hartmann

Ítaca 3 de junio de 2017.


GILBERTO HAIECK WULFF

CARTA  PÙBLICA AL PADRE UGALDE, CONTENTIVA DE MIS REFLEXIONES SOBRE SU ARTÍCULO, EL PAPA COMO CHIVO ESPIATORIO.

“Como muchos católicos, estoy desconcertado por la actitud pasiva que ha asumido el Papa ante la tragedia venezolana. Decidí en consecuencia plasmar mis reflexiones sobre este asunto en una carta pública dirigida al Padre Ugalde, con motivo de su articulo, EL PAPA COMO CHIVO EXPIATORIO. Tengo a bien enviarles en sendos anexos, tanto el artículo del Padre Ugalde, como mis reflexiones. Esta problemática por todo lo que significa y lleva consigo, es de interés para los venezolanos en particular, y por sus incidencias, en general para quien con ella se relacione.Si por favor, tienen a bien leer su contenido. En caso que estén de acuerdo con las ideas allí planteadas, difúndanlo.”

Apreciado Padre Ugalde, le escribo como antiguo alumno de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica Andrés Bello, Promoción del año 1967, para expresarle mis reflexiones en referencia a su reciente Artículo denominado EL PAPA COMO CHIVO ESPIATORIO. En  primer lugar, tengo a bien manifestarle  la admiración que le tengo, tanto por su trayectoria académica, como en relación a sus escritos. El objeto de esta comunicación es comentar su artículo, y así referirme a un aspecto del asunto que en mi opinión no fue contemplado.

Me explico, el análisis que informa su artículo se refiere a los puntos de vista de los que integran la dirigencia, quienes tienen la experiencia  y el bagaje necesario para entender la situación, y así tienen la capacidad de apreciarla y razonarla, de modo que  buscaron al Papa como chivo expiatorio del hambre y de la dictadura en Venezuela, y así atribuirle actuaciones e intensiones ajenas a su real sentir. Por tanto, su circunstancia  por definición les permite, (o debería permitirles),  interpretar la realidad que vive nuestro país; y entendiéndola, la manipularon para sus propósitos.

Ahora bien,  la actitud pasiva e indiferente que en apariencia ha asumido el Papa en lo referente a la terrible situación de Venezuela, (de represión, para someter al pueblo a  la sumisión), es susceptible de hacer surgir interpretaciones erradas producto de la confusión.  Observo con tristeza que la actuación del Papa en relación con Venezuela ha sido decepcionante para muchos de nosotros.

Es asì que la manera como ha manejado esta  realidad que vivimos, ha reflejado, en mi opinión innecesariamente, una actitud  condescendiente. Un ejemplo de esta actitud, ha tenido lugar cuando ha recibido a miembros del Régimen tomándose fotografías reflejando un lenguaje gestual de satisfacción, actitud ésta, la cual estoy seguro, no se corresponde con su sentir.

Esta actitud ha confundido a un buen nùmero de creyentes católicos, muchos de ellos gente que no domina la Política y las cuestiones de índole transaccional. Una cosa es dialogar hasta el cansancio y seguir si se dan las condiciones para ello, lo cual  comparto, y otra guardar silencio y mostrar satisfacción ante hombres y mujeres nefastos y asesinos.

 Entiendo que es obvio que La Conferencia Episcopal, y más obvio aùn, el cardenal secretario del Estado Vaticano, actúan, opinan y realizan declaraciones, en concierto con el Papa, pero creo que al estar silente, el Papa refleja esa actitud de indiferencia que permite las maniobras políticas a que usted se refiere, creándose ademàs un campo fértil para suposiciones infundadas y por demás perniciosas, que repito han afectado negativamente la imagen del Papa.

Culmino estas reflexiones citando una trajinada frase referida a una situación equivalente, la cual fue dirigida a una persona de altísimo rango, en circunstancias distintas, pero también proclive a críticas perniciosas por la posición que ella ocupaba en su sociedad. Dicha frase es a  saber:

                               “La mujer del Cesar no solo debe serlo, sino parecerlo”

             Afectuosamente,

                       Gilberto Haiek Wulff

                       gilberto.haiek@yahoo.com

                       @gilbertohaiek

03-06-2017

—————————————

26/5/17

EL PAPA COMO CHIVO EXPIATORIO

por: LUIS UGALDE

La psicología de derrotados parece apoderarse de algunos opositores que, incapaces de asumir las propias responsabilidades en el desastre reinante, buscan chivos expiatorios para cargarles sus culpas. Para algunos ese chivo expiatorio del hambre y de la dictadura en Venezuela es nada menos que el papa Francisco y su perverso deseo de salvar al régimen comunista. Así lo escriben.

Podemos entender que el régimen trate de culpar de su estrepitoso fracaso al imperio, a la oligarquía capitalista, al golpe económico y, ahora, a la Iglesia venezolana a la que acusa de haberse convertido en vulgar partido político opositor. Al gobierno no le gusta la Iglesia y no escogió al Vaticano entre sus amigos “facilitadores” del diálogo; los demócratas en cambio no se fiaban de los nombrados unilateralmente por el gobierno y proponían otros, entre ellos algún representante del Vaticano. Meses después, apretado por la situación y las protestas, el gobierno dijo sí al representante pontificio y se preparó para manipular la escena del mal llamado “diálogo”. A los demócratas les faltó unidad y claridad sobre quién, para qué y cómo dialogar para rescatar los derechos humanos y la Constitución. También en la facilitación de la Iglesia faltó acuerdo y precisión, pero se corrigió pronto y el secretario del Estado Vaticano envió una contundente carta denunciando al gobierno por incumplir los cuatro puntos claves del primer encuentro, y, por eso, el representante pontificio no ha vuelto. Voceros del régimen respondieron airadamente a esta carta y la respuesta oficial –que no se ha hecho pública– fue grosera. Pero con astucia el régimen decidió no enfrentarse a la Iglesia, sino jugar a dividirla entre el buen Papa y la mala Conferencia Episcopal. Según ellos, la Conferencia Episcopal con su durísimo documento crítico (13-01-17) de la realidad nacional demuestra su rebeldía contra el Papa, mientras que el gobierno devotamente lo apoya promoviendo el diálogo cristiano que él recomienda. Así mismo dirán que la insolente carta de “un tal Parolin” (cardenal secretario del Estado vaticano) es una cosa y otra el Papa. La maniobra divisoria es burda, pero torpemente algunos opositores la hacen suya, trastocando los papeles: el Papa es el malo y los obispos los buenos. Hay dos iglesias.

Entendemos que el régimen juegue a la división de la Iglesia, pero la verdad es que no hay carta del secretario de Estado vaticano sin acuerdo con el Episcopado venezolano y, mucho menos, sin respaldo del Papa. “Divide y vencerás” es el juego que quiere el régimen y promueve actos de agresión contra personas y templos representativos del catolicismo venezolano. Pero es incompresible que haya opositores que se vuelvan voceros de esta maniobra gubernamental y enfilen sus cañones verbales contra el Papa “comunista”. Incluso llegan a presentar las cosas como si la eliminación del revocatorio presidencial (decisión muy anterior a todo “diálogo”) fuera culpa del Papa. ¡Hasta la OEA estaría paralizada por el Papa!

La verdad de los hechos es otra: el régimen antes del “diálogo” decidió eliminar el revocatorio, suspender las elecciones de gobernadores en 2016 y toda elección, mientras haya peligro de perderla. Dejaba –por ahora– abiertas las presidenciales de fines de 2018, con la esperanza de que mejore la popularidad gubernamental. Como no mejorará, se deberán suprimir o hacerlas con los demócratas atados de pies y manos. Desde ahora el CNE y el TSJ están preparando las sogas y maniatando la democracia.

Una cosa es el DIÁLOGO y otra este “diálogo” desnaturalizado. No hay democracia sin DIÁLOGO, parlamento, discusión y acuerdos para el bien común. Toda constitución democrática es DIÁLOGO. Al contrario, la dictadura es imposición por la fuerza y anulación del adversario y si usa el “diálogo” es como engaño para mantenerse en el poder; de ninguna manera quiere DIÁLOGO para restablecer la democracia y los derechos humanos. En esta situación la conciencia y la Constitución nos obligan a todos los venezolanos –también a la Fuerza Armada– a restaurar la democracia con los votos de la mayoría y a cambiar de raíz el disparate económico y social que ha logrado récords mundiales de muerte con inflación (800%), caída del PIB (19%), sostenido déficit fiscal (más de 15%) y un gobierno que sobresale en ineptitud y corrupción. Como dice el mencionado documento episcopal, “una gran oscuridad cubre nuestro país”, “estamos viviendo situaciones dramáticas” y “todo se agrava cada día que pasa, porque no se ponen correctivos” (n. 2).

La democracia es imposible sin DIÁLOGO y la reconstrucción nacional requiere de un esfuerzo de todos, también de los millones que ayer fueron chavistas, inocente y esperanzadamente. El Papa invita al necesario espíritu de DIÁLOGO y corresponde a los obispos en Venezuela, que viven la realidad, acompañar a la gente en su sufrimiento de condiciones inhumanas, exigir responsabilidades, denunciar las trampas del “diálogo” y construir puentes. Corresponde a los políticos, a la sociedad civil y sus sectores sociales concretar más esta acción con unidad y estrategia indivisible. Parece que para algunos es más fácil atacar al Papa “comunista” que poner su parte para salir de la dictadura y su actual y creciente miseria económica y social.

Publicado por pararescatarelporvenir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s