“En Venezuela estamos en un estado de indefensión desde hace mucho tiempo”

Imagen integrada 2Source Logo

José Guarenas: “En Venezuela estamos en un estado de indefensión desde hace mucho tiempo”

José Guarenas: “En Venezuela estamos en un estado de indefensión desde hace mucho tiempo”

RCL presenta una entrevista a José Gregorio Guarenas, abogado y coordinador general de la Vicaría de los Derechos Humanos (DDHH) de la Arquidiócesis de Caracas, sobre las irregularidades en el Estado de Excepción y Emergencia Económica y las denuncias por violaciones a los DDHH en los últimos tiempos.

¿De qué manera se dan violaciones a los Derechos Humanos en un país?

Los Estados tienen una responsabilidad enorme con relación a los DDHH y cuando ocurren violaciones se dan por Omisión (cuando el Estado no coloca los mecanismos que permitan resguardar los derechos humanos y por Acción Directa, en este caso lo estamos viendo de las distintas formas. Por Omisión: se observa con preocupación como grupos colectivos que no tienen una estructura dentro del Estado pero que los estándares internacionales interpretan que es suficiente con que tengan el consentimiento del Estado y las imágenes que corren en las redes sociales son contundentes. Por Acción Directa: se refleja cuando los guardias nacionales reprimen sin consideración a la población que está prácticamente desarmada y además permiten que los colectivos actúen frente a sus ojos.

¿En qué momento se agravaron en Venezuela?

Lo que ocurre actualmente en Venezuela relacionado a las violaciones de los derechos humanos no es nuevo y tiene un antecedente que para nosotros es bastante preocupante que fue el decreto 2323 publicado en gaceta oficial el 16 de mayo de 2016, donde se declara el Estado de Excepción y Emergencia Económica. Parte de lo que ocurre nace a partir de ese decreto y ya tenemos más de un año en Estado de Excepción, significa que hay suspendida determinadas garantías constitucionales sin ningún tipo de mecanismo de control como en su momento la Vicaría lo estableció por tener elementos de forma y de fondo que vulneran los estándares sobre derechos humanos.

¿Por qué el decreto 2323 viola los DDHH?

La Constitución lo permite en caso de que el Ejecutivo no pueda controlar ciertos hechos pero para que un Estado de Excepción cumpla con su correcto objetivo debe tener supervisión y control por parte de la Asamblea Nacional y de la Sala Constitucional. Actualmente la realidad es otra, obviaron la consulta a la Asamblea, las prórrogas que ha tenido el Decreto va en contra de la propia Constitución que establece que un decreto puede ser válido por seis meses y con una prórroga de seis meses más, no más allá de ese tiempo. Esto quiere decir, que el Decreto en primer lugar usurpó poderes, eliminó todas las atribuciones constitucionales de la AN; un segundo elemento es que se consideró una doctrina de seguridad nacional es decir, se elaboró el Decreto para combatir al “enemigo interno”. Otro elemento, son los mecanismos ilegales para el control del orden público, se le entregó atribución de vigilancia y soberanía del país a grupos que no tienen nada que ver con la seguridad. El cuarto elemento es que hay desconocimiento de los pactos y tratados internacionales, el decreto deja de un lado todos los compromisos internacionales que tiene la República con organismos extranjeros. También da la facultad de a discreción y medidas arbitrarias al Presidente, quien puede dictar cualquier medida sin contar con el aval de la AN. Asimismo, está la prohibición de la cooperación internacional y la militarización de la cadena de producción y distribución de alimentos, es decir los militares están controlando la situación de acuerdo a este decreto. Para entender lo que sucede en el país se debe analizar el trasfondo de ese Decreto.

Una de las atribuciones que se tomó el Ejecutivo a partir del Estado de Excepción y Emergencia Económica fue eliminar la AN elegida por el pueblo en 2015, es entonces cuando inician las protestas ¿Hasta ahora qué niveles ha alcanzado esa decisión por parte del Presidente?

Si, la parte más fuerte que ha generado las protestas en Venezuela estuvo vinculado con la sentencia 155 y 156. Para poner en contexto, en el Tribunal Supremo de Justicia hay una Sala Constitucional, organismo que interpreta la Constitución pero en este caso se ha convertido en el brazo ejecutor de decisiones arbitrarias del Ejecutivo, las responsabilidades son muchas para estos funcionarios en un futuro porque obviamente ellos han contribuido a que en Venezuela se constitucionalicen violaciones a los derechos humanos.

Jose Gregorio Guarenas, Vicaria de Derechos Humanos

¿Socialmente cómo afecta que los ciudadanos experimenten esas faltas a los DDHH?

En Venezuela estamos en un estado de indefensión desde hace mucho tiempo, desde el año 2002 la Vicaría viene denunciándolo y en 2010 presentamos un informe ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que reflejó todas las debilidades institucionales que existe en el país en donde no ha existido ningún contrapeso de poder, es decir todos los órganos garantes de los DDHH en Venezuela han estado sesgados por la política y forman parte del partido de Gobierno (PSUV). Por eso, esta sociedad no tiene posibilidad de reivindicar sus derechos, tanto así que ninguna de las peticiones que nosotros hemos presentado ante los organismos nacionales e internacionales ha prosperado y eso causa frustración en la población que lleva a linchamientos, aunque esos actos no han progresado porque el venezolano cree todavía en la democracia.

¿Cuál es la limitación de Venezuela ante instancias internacionales?

En la región funciona el Órgano del Sistema Interamericano de Protección (Organización de Estados Americanos) y los órganos de la Organización de las Naciones Unidas, en el caso del Sistema Interamericano nosotros tenemos una enorme limitación porque en el 2012 el Gobierno desconoció la Convención Interamericana de Protección de DDHH, eso significa que para casos que hayan ocurrido después del 2013 no tenemos instancia, el Estado dejó sin tutela jurídica internacional a los venezolanos. Por lo tanto, nuestro mayor énfasis es en los distintos comités de la ONU, ante organizaciones no convencionales como la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y Amnistía Internacional. El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los DDHH a través de su representante regional, Amerigo Incalcaterra, ha hecho pronunciamientos importantes sobre lo que ocurre en Venezuela y eso ha permitido que la situación del país se visibilice porque la otra limitación que nosotros hemos tenido es que la solidaridad internacional no ha sido la que generalmente se espera.

¿A qué se debe esa falta de solidaridad?

Los venezolanos están desprotegidos no solamente frente a sus propias autoridades sino frente a los organismos internacionales y a los otros países. Eso está muy vinculado por el tema económico pero nosotros esperamos que en un futuro el país vuelva a la Convención Interamericana y esa denuncia quede sin efecto, inclusive desde el mismo momento que se denunció porque presentamos un recurso de inconstitucionalidad ante el TSJ en el mismo 2012, donde dijimos que para desconocer un organismo internacional el Estado venezolano tenía que reformar, ya que la Constitución vigente prevé que los tratados internacionales son de categoría constitucional y para desconocerlos necesitan una reforma donde se exprese lo contrario.

Si las organizaciones internacionales actuarán sin ese compromiso económico ¿que acciones ya se hubiesen presentado?

En primer lugar, creo que ya tuviéramos una oficina de Naciones Unidas sobre DDHH. Ocurrió en Colombia por el conflicto armado interno y estuvo allí por muchos años, en El Salvador también había una presencia importante de Naciones Unidas durante la guerra civil. En segundo lugar, la actuación de los países hubiese sido más contundente, nos ha costado convencer a nuestros colegas que defienden los derechos humanos en el hemisferio, pero ahora nosotros tenemos varios informes como el del año 2010 que se llama “Derechos Humanos y Democracia”. Lamentablemente Venezuela no ha contado con la solidaridad que hubiésemos esperado y somos los venezolanos los que tenemos que resolver esta situación, somos los que tenemos que dar la cara y poner en evidencia lo que está pasando.

Durante los últimos 17 años ¿cuáles han sido los DDHH más vulnerados?

La cifra sobre la tasa de homicidios cada año se eleva más, por ello sin lugar a dudas la violación del derecho a la vida estaría en el primer lugar. Violaciones a la libertad de expresión, seguido de las detenciones arbitrarias que incluyen las violaciones al debido proceso (la no posibilidad de tener un fiscal o juez independiente) y la tortura, no solamente la tortura física sino toda la tortura psicológica como la que se aplica en la famosa Tumba en el Sebin de Plaza Venezuela, allí las personas pierden la noción del tiempo. Violación a la libertad de asociación, en el caso de las asociaciones que trabajamos con víctimas no podemos ir a tribunales a representar a la víctima porque se hicieron reformas importantes al Código Orgánico Procesal Penal, donde dice que la representación de las víctimas de violación a DDHH y las denuncias a altos funcionarios lo tiene que hacer la defensoría y la fiscalía. Sumado a esto, ahora el Sebin es quien toma la decisión final para dejar en libertad a una persona encarcelada por razones políticas, a pesar de que haya una orden judicial, un caso conocido es el de Yon Goicoechea y los 28 jóvenes que trabajaban en un automercado del gobierno, estos últimos pasaron 5 meses detenidos con boleta de excarcelación. Nosotros hemos mandado cartas al Ministro para las Relaciones Interiores de Justicia y Paz, también al Ministro de la Defensa advirtiéndoles que esto tiene consecuencias, la Constitución estipula que los DDHH son inviolables. Esos casos pueden ser investigados y procesados en cualquier momento, ni los militares que pueden alegar que cumplían una orden pues la Constitución establece que no se puede acatar una orden que vaya en contra de los DDHH. Tal es el caso de Pinochet que después de un tiempo fue detenido en Londres o algunos militares que luego fueron detenidos en España.-

Isaic Calderón Bolaños

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s