EL COMERCIO, DE LIMA: EDITORIAL: La debacle de maduro y notas relacionadas.

elcomercio.pe

 

Editorial: La debacle de Maduro

El cobarde ataque a la Asamblea Nacional y la liberación de Leopoldo López marcan un nuevo giro en la crisis venezolana.

EDITORIAL

Editorial El Comercio
Debacle Maduro

El miércoles, manifestantes chavistas ingresaron al Palacio Legislativo y agredieron a diputados y trabajadores. Por otro lado, el líder opositor Leopoldo López retornó a su hogar para cumplir el resto de su condena desde allí. (Fotos: AP/AFP)

Esta semana, al tiempo que Venezuela conmemoraba el aniversario de su independencia, dos nuevos hitos marcaron la grave crisis política, económica y social en la que el país bolivariano se encuentra sumergido: el cobarde ataque de colectivos chavistas –con palos y piedras en mano– a la Asamblea Nacional Legislativa (ANL) y la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de cambiar el régimen carcelario del líder opositor Leopoldo López por el de arresto domiciliario.

Sobre lo primero, según informó el presidente de la ANL, Julio Borges, alrededor del mediodía del miércoles una turba de manifestantes rodeó el Palacio Federal Legislativo y mantuvo cautivas por más de siete horas a cerca de 350 personas (entre diputados, periodistas y trabajadores públicos). Ello ocurrió mientras se discutía la convocatoria –finalmente aprobada– de un plebiscito nacional para refrendar o anular la Asamblea Constituyente que viene impulsando el gobierno dictatorial de Nicolás Maduro (medida esta última que, además de ser inconstitucional, otorgaría carta libre al Ejecutivo para que redacte una nueva Constitución a su antojo). Como resultado del ataque, al menos cinco diputados y siete empleados fueron heridos.

NOTAS RELACIONADAS

Si bien la gravedad de lo ocurrido esta vez escaló a niveles no antes vistos, no se trata de la primera vez que el Congreso venezolano, de mayoría opositora desde el año pasado, es asediado por colectivos chavistas. Tanto el 23 de octubre pasado como el 28 de junio último, días antes del más reciente ataque, seguidores del régimen emprendieron atropellos similares ante la mirada condescendiente de los efectivos policiales.

A estas alturas, es evidente que el continuo maltrato que viene sufriendo la ANL, al ser primero declarada en “desacato” por el Ejecutivo y luego viendo reducidas sus competencias por dos cuestionables sentencias luego revocadas del TSJ, no se agota en las mañas legales. Los actos vandálicos de esta semana arrastran la crisis en el país llanero a una delicada situación en la que se han terminado de borrar no solo las fronteras que separan los poderes del Estado, sino también las garantías más básicas de respeto y protección para los ciudadanos que no se alineen con el régimen (no en vano Maduro advirtió el pasado 27 de junio: “[Si] fuera destruida la revolución bolivariana, nosotros iríamos al combate […] y lo que no se pudo con los votos, lo haríamos con las armas. ¡Liberaríamos nuestra patria con las armas!”).

En esta coyuntura, sin embargo, ocurrió luego el segundo evento aludido al inicio, más bien positivo y acaso fruto de la presión generada sobre el régimen como consecuencia del ataque a la ANL. En efecto, la madrugada de ayer, y tras pasar más de tres años recluido en una prisión militar, Leopoldo López fue por fin trasladado a su casa en Caracas para que cumpla desde allí el resto de su condena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s