Eduardo Mackenzie, Sobre la visita del Papa Por Eduardo Mackenzie

Sobre la visita del Papa

Por Eduardo Mackenzie

@eduardomackenz1

24 de agosto de 2017

Está circulando en estos momentos un link que abre una página web de la agencia católica Fides. Esa página (1) se intitula Secretum Meum Mihi (Mi secreto). Su artículo principal trata de  convencer a los lectores que la próxima visita del Papa a Colombia no tendrá motivaciones políticas, que no ha sido prevista para respaldar el acuerdo de paz firmado por Juan Manuel Santos y las Farc. Fides asegura que esa visita sólo tiene “motivos pastorales”.

En realidad, ese texto trata de contrarrestar lo dicho en estos días porCorriere della Sera, la nave insignia del periodismo italiano. Este diario cree saber, y lo dijo sin rodeos, este 17 de agosto,  que el viaje de Francisco a Colombia, del 6 al 11 de septiembre, tiene un objetivo: “respaldar el acuerdo de paz”.

Fides suplica entonces que creamos que el viaje papal “no tiene nada que ver con el acuerdo Santos-Farc” y que, en materia política, el jefe del Vaticano será muy neutral.

Antes del plebiscito del 2 de octubre de 2016, Francisco había hecho una declaración en la que se comprometió a respetar la decisión del pueblo colombiano sobre el acuerdo de paz. Es evidente que el Papa y sus asesores estaban seguros en ese momento de que Juan Manuel Santos ganaría fácilmente esa votación nacional.

El 26 de septiembre de 2016, durante la audiencia privada del Consejo Judío Mundial, en la que un miembro de esa delegación le recordó que él había enviado su delegado a la firma del acuerdo en Colombia, el Papa respondió que “será el pueblo colombiano el que dirá sí o no a ese acuerdo de paz en el plebiscito”, antes de advertir que el presidente Juan Manuel Santos había “arriesgado todo por la paz” pero que había “otra parte que lo arriesga todo para continuar la guerra y eso hiere el alma”.

Fue una declaración imprudente. Fue un yerro diplomático mayor pues, con esa sola frase, mal calibrada y quizás improvisada, el obispo de Roma dividió a Colombia en dos bandos antagónicos: los que “arriesgan todo por la paz” y los que “arriesgan todo para continuar la guerra”. Con tal enfoque maniqueo y arbitrario, el Papa redujo así  nuestro país a un esquema, en donde habría un bando donde están los buenos y otro donde están los malos.

¿Cómo el sumo pontífice pudo cometer semejante gazapo? ¿No sabía él acaso que todos los colombianos, casi todos de cultura y sensibilidad católica, quieren la paz y que la verdadera encrucijada para ellos,  la que están discutiendo desde hace más de cinco años, es que hay un país donde las grandes mayorías aspiran a una paz verdadera que descanse sobre altos valores como la libertad y la justicia y sobre un sistema democrático? ¿Ignoraba acaso que hay una minoría, dirigida por marxistas violentos, enemigos de toda religión, que creen que pueden prescindir de lo anterior y encontrar un atajo hacia un remedo de paz para preservar sus intereses criminales?

El otro error de Francisco fue decir,  en la misma audiencia, que él iría a Colombia “cuando ese acuerdo esté blindado”. Los Papas no suelen emplear términos militares. Francisco, sin embargo, lo hizo al hablar de “blindaje”, como si el mamotreto suscrito por Timochenko y Santos, donde el futuro libre de Colombia sale perdiendo, fuera un objetivo de guerra que debe ser protegido a como dé lugar, incluso por encima del voto popular, por una coraza metálica a prueba de balas y explosivos. En su lenguaje marcial, Francisco no habló de cualquier tipo de “blindaje” sino de un proceso doble muy serio: por el plebiscito y por el “reconocimiento internacional” de ese acuerdo.

La situación actual es difícil para el Papa pues el pueblo colombiano rechazó el acuerdo Farc-Santos y el tal  “reconocimiento internacional” ha quedado en el limbo: el resultado del plebiscito se hizo sentir fuertemente en muchas cancillerías y en las redacciones de importantes diarios, mucho más que en la oficina de Juan Manuel Santos. Luego la historia del “blindaje” está hoy por los suelos y la motivación de la visita papal a Colombia es confusa.

Nadie sabe quién está en lo cierto, si la agencia Fides o el Corriere della Sera. Sería lamentable, en todo caso, que el Papa  llegue a Bogotá a decirle al pueblo católico que quienes votaron NO al llamado “acuerdo de paz” con las Farc  son unos mezquinos guerreristas y que por lo tanto hay que seguir la fiesta fariana de “la paz” sin justicia y sin democracia.

A estas alturas, el soberano pontífice debería saber que esa “paz” tan particular perdió su razón de ser. Pues las Farc siguen armadas y ofensivas, y los ataques y las otras atrocidades habituales de esa gente continúan, bajo todo tipo de ropajes. Francisco debería saber que las víctimas de la violencia comunista siguen humilladas, que la justicia  ha sido decapitada, que la familia y la filiación humana están bajo ataque, que el gobierno está quitándole dinero al presupuesto nacional para dárselo a las Farc, que éstas quieren armar un partido político con privilegios grotescos y sacar del país a todo sacerdote que no trabaje para ellas. Debería saber que todo eso genera una ola de indignación en toda Colombia y que el robo del plebiscito no pudo hacerse sin la complicidad de unos magistrados que acaban de caer de la cumbre ante graves acusaciones de corrupción político-financiera.

¿El papa Francisco va a convalidar ese estado de cosas o va a distanciarse del señor Santos? ¿Vendrá a Colombia a predicar la resignación y la aceptación pasiva de un destino oprobioso, y a cantar cantos celestes cuando Colombia ya está hundiéndose, como Venezuela, en la miseria y la opresión? Esperemos que el jefe del Estado Vaticano respete lo que votaron los colombianos el 2 de octubre de 2016 y obre en consecuencia. Cada palabra que pronuncie, y hasta sus silencios, serán examinados con mucha atención.  

(1).- https://secretummeummihi.blogspot.com.co/2017/08/alguien-que-le-cuente-los-de-corriere.html?utm_content=buffer3ee40&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

———————————————————————————-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s