EL HOMBRE NUEVO, por NELSON CASTELLANO-HERNÀNDEZ

opinión

El hombre nuevo

26 Agosto, 2017

Chávez nunca fue buen estudiante, en la escuela militar se destacó más jugando béisbol, que como cadete. Fue audaz, no muy leído, pero le gustaba presumir de serlo.

Con pocas referencias intelectuales, se entusiasmaba con las frases e ideas rimbombantes, de los autores que le señalaban sus “consejeros educativos”. De uno de sus referentes, el Che Guevara, se apropia de la idea de crear el hombre nuevo, que de acuerdo con el Che era necesario para la construcción del comunismo.

De allí que el discurso que implementa para imponer su revolución, está destinado a preparar la maquinaria dedicada a transformar las estructuras sociales, las instituciones del país y para promover una radical transformación de los hombres, de su conciencia, costumbres, valores y hábitos.

Igual que Fidel, al principio ocultó la necesidad de imponer el marxismo; esencia del socialismo. Como buen comunista no tenía tiempo que perder educando, opto por la manipulación y el adoctrinamiento.

No se concertó, programó ni se buscaron consensos. No saben de eso los marxistas, prefirió expropiar, violar las leyes y la constitución. Perseguir al que se opusiera, encerrar y condenar inocentes que sirvieran de ejemplo para aterrorizar disidentes.
Se propuso el control total de las instituciones, donde colocó incapaces, obedientes y fáciles de manipular, con tal de no perder sus privilegios. Corrompió los militares, los puso donde había… sin controles, ellos hicieron el resto, desde entonces el régimen los tiene comprados… rodilla en tierra.

Sin conocimientos de economía, ni de gestión petrolera, Pdvsa la convirtió en su chequera personal, con ella compró aliados internacionales, enchufados, testaferros, milicia privada… y una vida llena de lujos para los suyos.

Sus mentores los Castro, lo manejaron a través de su ego, allí donde el hombre era débil, ese oscuro complejo de inferioridad que lo caracterizó. Se rodeó de mediocres, de lame-botas y al final cuando ya no les era útil lo convencieron de dejar en su puesto a Nicolás… el hombre nuevo chavista.

Ese hombre nuevo, producto del socialismo del siglo XXI, lo representan bien, Diosdado, Reverol, los Tarck’s, los hermanitos Rodiguez, Lina Ron, José Vicente, María Gabriela, Roy Chaderton, Cilia y sus sobrinos… Y últimamente Nicolás el pequeño, el que no sabe dónde está la capital de los EEUU.

Digno hijo de su Papa que promete multiplicar penes y panes, que insiste en hablar mal el castellano, ya que es la única manera que tiene para disimular las múltiples ocasiones en que, se equivoca por ignorante.

Ese es el hombre nuevo chavista, el que condena inocentes en los tribunales, el que se atreve a ocupar un cargo en el TSJ, sin reunir las condiciones legales para ello. El que contrabandea en las fronteras, el que cobró gigantescas comisiones por vendernos plantas eléctricas usadas.

El que recibe dólares preferenciales, para simular importar alimentos y medicinas, sin importarle el hambre y los muertos en Venezuela. El que ha destruido el aparato productivo y generando la terrible escasez que vivimos.

El que está otorgando pasaportes y documentos a terroristas islámicos, les brinda apoyo, les permite colocar sus finanzas dentro de nuestro territorio… lo que a la larga convertirá a Venezuela en cómplice de delitos internacionales.

El régimen promueve un ciudadano, vulgar, agresivo, arbitrario y gritón, para muestra la fosforito y Acosta Carles. Porque supone que así es el venezolano, comparándonos con su creación armada los colectivos, que en ningún momento representan nuestro pueblo, sencillo, popular pero honesto y con valores familiares.

El hombre nuevo socialista es el “bachaquero” gran aprovechador de las necesidades de los demás, es el mafioso, el delincuente que secuestra, los pranes protegidos de Iris. Son los directivos del Banco Central, quienes producen dinero inorgánico destrozando la economía del país.

Es ese bolichico bolivariano, es el funcionario que te cobra por cumplir sus funciones, es el gobernador que está contrabandeando en la frontera. Es aquella chavista insensata que afirma que aquí no falta comida, o que las colas que tenemos que hacer son sabrosas.

Es el uniformado que dispara contra un joven venezolano, la que golpea con su casco a una mujer en el suelo, el que patea, dispara a quemarropa o viola un estudiante. O como aquel diplomático que asegura que la bala que atraviesa la cabeza de un escuálido hace un chasquido producto de su cabeza vacía, tan repugnante como el entrevistador de zurda conducta que se mostraba de acuerdo con ese engendro.

El hombre que impuso la revolución chavista es como Fernando Soto Rojas (Diputado a la Asamblea Nacional), Mirelis Pérez Marcano (Diputada al Parlatino), David Nieves (Cónsul de Venezuela en las Islas Canarias) y el más célebre ya fallecido: Jorge Rodríguez (padre de Jorge y Delcy Rodríguez), quien fuera Secretario General de la Liga Socialista. Señalados como autores intelectuales o materiales del trágico secuestro del empresario Niehous.

Nicolasito el brillante, es el más excitado con el poder, después de denunciar “que están matando gente viva”, Delcy lo consideró capital en la comisión económica de la Constituyente, semejante lumbrera tendrá también a su cargo, la redacción de la nueva Constitución Chavista.

Pero la diferencia entre estos chavistas primarios y el resto de los ciudadanos venezolanos, es la trascendencia de nuestro pueblo, ese que salió a las calles para defender la democracia y su derecho a elegir. Es la dignidad de nuestros presos políticos, es la fuerza de todas esas mujeres que luchan, arriesgándolo todo.

La diferencia de comportamiento se encuentra en los valores en los que cree, en la concepción que tienen del hombre como persona, que puede tomar el control de su futuro en sus manos, guiados por su inteligencia y su voluntad.

El verdadero hombre nuevo venezolano… es una persona, que se sabe parte integrante de un proceso histórico, donde su valor va más allá del ser humano de carne y hueso, ese que se siente investido de una existencia más rica y más noble, una existencia compartida con la espiritualidad que, le testimonia su propia consciencia. Lo que le permite apropiarse de dos facultades: el poder conocer y el poder amar, atributos con los que enfrenta el poder oscuro del chavismo y que lo guían hacia ese mundo de libertad, al que tiene derecho a aspirar.

El nuevo venezolano no se identifica con el proyecto colectivista chavista, por eso hablamos de personas dentro de la concepción de Maritain, la que nos renvía a las nociones del todo y de independencia, el hombre-persona es más un todo que una parte de; él es más un ser independiente que un siervo, allí reside su dignidad.

Por eso el régimen se ha quedado solo, bien lo definía hace algunos años el diputado Stalin González, para la época presidente de la Federación de Centros Universitarios: La izquierda tradicional no está con ellos; esta es la única revolución sin estudiantes ni sindicatos.

Ex Cónsul de Venezuela en París
Presidente de Venezuela-Futura, Francia

https://www.facebook.com/groups/181289191975263/
nelsoncastellano@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s