JULIO CÉSAR MORENO LEÓN: “¿ACUERDOS PARA RECONOCER LA CONSTITUYENTE Y MANTENER A MADURO HASTA EL 2018?”

  • “¿ACUERDOS PARA RECONOCER LA CONSTITUYENTE Y MANTENER A

    MADURO HASTA EL 2018?”

    por: Julio César Moreno León:

    El fantasma del falso diálogo golpea una vez más la credibilidad de la

    dirigencia opositora, y genera incertidumbre y desconfianza en los partidos

    políticos que controlan la MUD.

    La invitación a reuniones en Santo Domingo formulada por el presidente

    Danilo Medina, con el fin de intentar negociaciones entre el gobierno y la

    oposición, prenden de nuevo las alarmas en una población ya bastante

    curada de espanto ante este tipo de engañosas iniciativas.

    El país sabe que el gobierno dominicano es incondicional amigo de Maduro,

    y que ha bloqueado en la OEA la aplicación de la Carta Democrática

    Interamericana solicitada por el Secretario General Luis Almagro. Y sabe

    igualmente toda Venezuela que el ex presidente dominicano Leonel

    Fernández, es junto a Zapatero y Torrijos un activo agente de la dictadura.

    Esta reunión se realiza en momentos en que la presión internacional hace

    cada vez más crítico el aislamiento mundial del gobierno venezolano, pues la

    presencia de Nicolás Maduro en el poder resulta indeseable para la mayoría

    de las naciones que le identifican como cabeza de un “gobierno forajido”

    destructor de las instituciones democráticas, que hunde al país en crisis

    humanitaria, viola los derechos humanos, impone el terrorismo de Estado y

    practica la represión de manera sistemática y criminal contra la población

    civil.

    Con la excepción de República Dominicana, los países del ALBA, y las

    dictaduras que más allá de las fronteras de América cobijan y auspician el

    totalitarismo, la mayoría de los gobiernos democráticos se muestran

    inclinados a la aplicación de medidas que presionen a favor de sustituir la

    tiranía. Por esa razón resultan inaceptable algunas decisiones surgidas de

    secretos conciliábulos que sorprenden y decepcionan, no sólo a nuestro país

    sino también a quienes en el mundo acompañan solidariamente a la

    resistencia venezolana.

    La experiencia de las fracasadas reuniones que tuvieron como acompañante

    al Nuncio Apostólico en 2016, pareciera no ser suficiente para demostrar que

    el gobierno utiliza otra vez el diálogo tramposo como instrumento para

    distraer al país, y para amainar las reacciones internacionales que condenan

    sus permanentes atropellos.

    Frente al intento de perpetrar esta nueva estafa contra la fe ciudadana, es

    necesario recordar que hace tan sólo dos meses (cuando el país libraba los

    más duros combates contra la salvaje represión gubernamental), se realizó el

    cívico y democrático plebiscito del 16 de julio. Esa consulta popular que fue

  • convocada, entre otros factores, por la delegación que asiste a la reunión

    promovida por Danilo Medina.

    Las preguntas votadas afirmativamente por más de 7 millones de personas

    avalaron el desconocimiento de la falaz constituyente; el acatamiento de la

    fuerza armada a la Constitución de 1999; la renovación constitucional de los

    Poderes Públicos, elecciones libres y transparentes y la conformación de un

    Gobierno de Unidad Nacional.

    Por ello, llama la atención que en el comunicado emitido por la MUD en

    relación a las condiciones para un posible diálogo, no se mencione el repudio

    abrumador a la fraudulenta asamblea, y que no sea ratificado ese rechazo en

    la reunión dominicana.

    Recordemos, además, que también la constituyente de Maduro fue

    repudiada por más de un ochenta por ciento de venezolanos que se

    abstuvieron de participar en la farsa electoral realizada el domingo 31 de

    julio.

    Tampoco es posible obviar que en la elección de ese ilegítimo organismo

    ocurrió un fraude de gigantescas proporciones denunciado por Smartmatic, la

     empresa que durante todos estos años ha servido al régimen como su

    parapeto electoral.

    En el comunicado se propone en cambio, en forma vaporosa, una

    Normalización constitucional del país”, cuando la realidad es que el grupo

    que usurpa la representación popular bajo la presidencia de Delcy Rodríguez,

    se dispone a construir la nueva constitucionalidad revolucionaria, y se erige

    como tutor encargado de condicionar las próximas elecciones regionales,

    (además de las otras votaciones que vengan), y de establecer las atribuciones

    que tendrán los gobernadores, alcaldes, concejales y funcionarios públicos

    electos o no, pues el todopoderoso bodrio constituyente amenaza con

    prolongarse de manera indefinida.

    Unida a las consideraciones señaladas, encontramos un planteamiento en el

    comunicado de la MUD que pudiera cambiar drástica y radicalmente el

    rumbo hasta ahora trazado por los partidos de la UNIDAD. Se trata del

    petitorio de un cronograma electoral que incluye elecciones presidenciales el

    próximo año. Nos preguntamos si la MUD al formular esa propuesta renuncia

    a lo que cientos de miles de compatriotas pedían en las calles hace apenas

    unos días, cuando enfrentaban la criminal represión: La salida de Maduro y

    el final de la dictadura.

    15-9-2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s