JORGE RAMOS GUERRA, PICAPEDRERO: El sabor amargo de las primarias y un obligante optimismo

Picapedrero                    

                                       

El sabor amargo de las primarias

y un obligante optimismo

 

Las recién celebradas elecciones primarias, para candidaturas a las gobernaciones de estado, nos dejaron  un sabor amargo con cierto y obligante optimismo, por aquello de… ¿qué más podemos hacer los mortales? mientras el liderazgo opositor no se baja de un avión, pretendiendo hacer fuera, lo que no hacen dentro.

El sabor, las viciosas practica de imponer candidaturas desde las cúpulas partidistas, sin consultar a sus militantes, enmantadas como “consensuadas”. Luego, si son primarias abiertas, que se presumen, relevan de disciplina a sus militantes, para escoger entre los aspirantes al mejor, según sus visiones, éticas y políticas, dada la insistencia de postularse personas con expedientes abiertos o embadurnadas de  nepotismo ¿qué otra cosa cosas, que no sea transparencia pueden significar esa elecciones, para luego, expulsar de sus filas,  a quien ejerza a plenitud ese derecho — caso del diputado Filis Peña (AD-Lara) — por apoyar al aspirante opuesto a Henry Falcón, diputado Luis Florido, quien a su vez, reconociera el triunfo del otro, cosa distinta,   a  no reconocer  los resultados, que no ocurriera como ejemplo en Monagas, donde el doctor Jesús Ramos Rivas, militante de AD, respaldara  la candidatura de Guillermo Call, presentada  por Copei, detalles  estos, que por ser políticos, no pueden pasar desapercibidos ante el inocultable deterioro de los partidos, que han pasado por debajo de la mesa, dada las circunstancias, más no, por los esperados actos de enmienda por ser, los únicos responsable del chavismo en el poder, mejor resumido por Carlota Salazar Calderón en  su artículo: “El eterno retorno de los Partidos Políticos venezolanos”)(Pararescatarelporvenir) << Los Partidos Políticos venezolanos están todavía sin dirección política ¿qué buscan? Cambiar o coexistir con el gobierno… No se ha hecho el trabajo político de inclusión, respeto y reconocimiento por los diferentes sectores opositores. Han monopolizado un espacio que no es ellos, ya que la mayoría de los opositores están fuera de sus estructuras >>

Se habrán preguntado los partidos, ¿Por que la sociedad civil se abstuvo y solo participó la “clientela”? ¿Por qué  se derrota a “Un Nuevo Tiempo” en su propio patio, mientras Manuel Rosales se sienta a negociar con el régimen y en nombre de quién? ¿Por qué pierde el “burro” Martínez en Monagas, ganando  “El Negro” Call, que por muchos años fue su jefe? ¿Por qué será derrotado Bernabé Gutiérrez en Amazonas, García en Aragua y se perderá en Yaracuy?

Son interrogantes que no pueden menospreciarse. Inhibirse es subestimar al régimen y peor aún, pensar que la sociedad civil es un peón de los intereses, no ya tan ocultos de cierta dirigencia opositora, que anda como decía mi madre… “buscando a Dios, deseando no encontrarlo”, prefiriendo convivir con el régimen militar-civil.

         El obligante optimismo  que nos planteamos, ante el sabor amargo ya descrito, se corresponde, a donde se jugó limpio y por fortalecer como institución, a las “primarias” que vino para quedarse, siempre y cuando, las no cuestionadas candidaturas a las gobernaciones se pongan en sintonía con los jóvenes y la sociedad civil. Ninguna de las crisis políticas, económicas e históricas de Venezuela ha sido resuelta, sino por una voluntad colectiva.

Jorge Ramos Guerra

ardive@gmai.com

@Pikpedrero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s