EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA DECRETA:

MEJORAMIENTO DE LAS CAPACIDADES DE INVESTIGACIÓN Y LOS PROCESOS PARA

DETECTAR LOS INTENTOS DE ENTRAR EN LOS ESTADOS UNIDOS DE TERRORISTAS Y OTROS QUE AMENACEN LA SEGURIDAD PÚBLICA

————

EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA DECRETA:

 

En la Orden Ejecutiva 13780 del 6 de marzo de 2017 (Protección de la Nación contra la Entrada de Terroristas Extranjeros en los Estados Unidos), por recomendación del Secretario de Seguridad Nacional y del Fiscal General, ordené una revisión mundial de si, se necesitaría información adicional de cada país extranjero para evaluar adecuadamente si sus nacionales que buscan entrar en los Estados Unidos plantean una amenaza de seguridad o seguridad pública.

Esta fue la primera revisión de este tipo en la historia de Estados Unidos. Como parte de la revisión, el Secretario de Seguridad Nacional estableció los requisitos mundiales para el intercambio de información en apoyo de la inspección y selección de inmigrantes.

El Secretario de Seguridad Nacional desarrolló un conjunto completo de criterios y lo aplicó a las prácticas, políticas y capacidades de intercambio de información de los gobiernos extranjeros.

Luego, el Secretario de Estado se comprometió con los países examinados en un esfuerzo por abordar las deficiencias y lograr mejoras. En muchos casos, esos esfuerzos produjeron resultados positivos.

Al obtener información adicional y compromisos formales de gobiernos extranjeros, el gobierno de EEUU ha mejorado su capacidad y habilidad para evaluar si los extranjeros que intentan entrar al país representan una amenaza para la seguridad en general o la seguridad pública en específico. La nación es más segura  gracias a su trabajo.

Pese a estos esfuerzos, el Secretario de Seguridad Nacional, en consulta con el Secretario de Estado y el Fiscal General, determinó que un pequeño número de países –de casi 200 evaluados– siguen siendo deficientes en este momento con respecto a su identidad, capacidades de gestión e intercambio de información, protocolos y prácticas. En algunos casos, estos países también tienen una importante presencia terrorista en su territorio.

Como presidente, debo actuar para proteger la seguridad y los intereses de EEUU y su pueblo. Estoy comprometido con nuestros esfuerzos en curso para apoyar a aquellos países dispuestos a cooperar, mejorar los protocolos y procedimientos de intercambio de información y gestión de la identidad, y abordar tanto los riesgos relacionados con el terrorismo como los de seguridad pública.

Algunos países, cuya potencial peligrosidad es latente, deben superar importantes desafíos. Otros han progresado al mejorar sus protocolos y procedimientos, y les reconozco y felicito por ello.

Empero, hasta que no pasen los estándares solicitadas, por recomendación expresa del Secretario de Seguridad Interna y otros miembros de mi gabinete, que impongan restricciones y limitaciones condicionales, como se detalla más adelante, al ingreso a EEUU de los de los ciudadanos identificados en la sección 2 de del presente decreto.

En vista de lo cual yo, DONALD J. TRUMP, por la autoridad que me confiere la Constitución y las leyes de EEUU, incluidas las secciones 212 (f) y 215 (a) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA) , 8 USC 1182 (f) y 1185 (a) y la sección 301 del título 3 del Código de los Estados Unidos, constatamos que en ausencia de las medidas establecidas en esta proclama, la entrada de inmigrantes y no inmigrantes a al país de las personas descritas en la sección 2 de esta proclama, sería perjudicial para los intereses de  la nación y que su entrada tiene que estar sujeta a ciertas restricciones, limitaciones y excepciones. Por lo tanto, proclamo lo siguiente:

 

Sección 1. Política y Propósito.

 

(a) Es política de los Estados Unidos proteger a su ciudadanía prevenir ataques terroristas y otras amenazas a la seguridad pública. Los protocolos y procedimientos de investigación y selección de visas y otros procesos de inmigración desempeñan un papel crítico en la implementación de esa política. Aumentan nuestra capacidad de detectar a los extranjeros que pueden cometer, ayudar o apoyar actos de terrorismo, o representar una amenaza para la seguridad, y ayudan a nuestros esfuerzos para evitar que estas personas entren en los Estados Unidos.

b) Los protocolos y prácticas de intercambio de información y gestión de la identidad de los gobiernos extranjeros son importantes para la eficacia de los protocolos y procedimientos de selección y control de EEUU.

Los gobiernos administran la identidad y los documentos de viaje de sus nacionales y residentes. También controlan las circunstancias en que proporcionan información sobre sus nacionales a otros gobiernos, incluida información sobre terroristas conocidos o sospechosos e información sobre antecedentes penales. Por lo tanto, es política de los EEUU tomar todas las medidas necesarias y apropiadas para alentar a los gobiernos extranjeros a mejorar sus protocolos y prácticas de intercambio de información y gestión de identidades y para compartir regularmente información de identidad y amenazas con nuestros sistemas de selección y verificación de inmigración.

c) La Sección 2 a) de la Orden Ejecutiva 13780 establecía una revisión mundial para determinar si, y en caso afirmativo, qué información adicional se necesitaría de cada país extranjero para juzgar una solicitud de visado a un nacional de ese país , u otro beneficio bajo el INA –adjudicaciones– para determinar que el individuo no es una amenaza de seguridad o seguridad pública.

Ese examen culminó en un informe presentado por el Secretario de Seguridad Nacional el 9 de julio de 2017. En dicha revisión, el alto funcionario, en consulta con el Secretario de Estado y el Director de Inteligencia Nacional, desarrolló una base para el tipo de información requerida de los gobiernos extranjeros para apoyar la capacidad del Gobierno de los Estados Unidos de confirmar la identidad de las personas que quieren ingresar a EEUU como inmigrantes y no inmigrantes, así como quienes solicitan cualquier otro beneficio bajo las leyes de inmigración y evaluar si son o no una amenaza de seguridad o de seguridad pública. Esa línea de base incorpora tres categorías de criterios:

i) Información sobre la gestión de la identidad. EEUU espera que los gobiernos extranjeros proporcionen la información necesaria para determinar si los individuos que solicitan beneficios bajo las leyes de inmigración son quienes dicen ser. La categoría de información de gestión de identidad se centra en la integridad de los documentos necesarios para viajar a los Estados Unidos. Los criterios evaluados en esta categoría incluyen si el país emite pasaportes electrónicos con datos que permitan la confirmación de identidad, reporte los pasaportes perdidos y robados a las entidades apropiadas y pone  a la orden información de identidad no incluida en los pasaportes.

ii) Seguridad nacional e información de seguridad pública. EEUU espera que los gobiernos extranjeros proporcionen información sobre si quienes quieren ingresar a este país plantean o no riesgos de seguridad nacional o de seguridad pública. Los criterios evaluados en esta categoría incluyen si el país pone a disposición, directa o indirectamente, información sobre terroristas y antecedentes penales conocidos o sospechados, si proporciona ejemplares de documentos de identidad de pasaporte y nacionalidad y si le impide al gobierno estadounidense recibir información de información sobre pasajeros y tripulantes que viajan a EEUU.

iii) Evaluación de los riesgos para la seguridad nacional y la seguridad pública. La seguridad nacional y evaluación de riesgos de seguridad pública se centran en indicadores de riesgo de seguridad. Los criterios evaluados incluyen si el país es un santuario conocido o potencialmente terrorista, si participa en el Programa de Exención de Visas establecido bajo la sección 217 del INA, 8 U.S.C. 1187, que cumple con todos sus requisitos, y si regularmente no recibe a sus nacionales sujetos a órdenes definitivas de expulsión de los Estados Unidos.

d) El Departamento de Seguridad Nacional, en coordinación con el Departamento de Estado, recopiló datos sobre el desempeño de todos los gobiernos extranjeros y evaluó a cada país con respecto a la línea de base descrita en la subsección (c) de esta sección.

Dicha evaluación se centró en la gestión de la identidad, la seguridad y las amenazas a la seguridad pública y los riesgos para la seguridad nacional. A través de la misma, las agencias midieron el rendimiento de cada país al emitir documentos de viaje confiables y e implementar protocolos y procedimientos adecuados de gestión de la identidad e intercambio de información; evaluando también los riesgos referentes al terrorismo y la seguridad pública asociados con extranjeros que quieren ingresar a Estados Unidos desde cada país.

(e) El Departamento de Seguridad Nacional calificó a cada país según el contenido de la subsección (c) de esta sección. El Secretario de Seguridad Nacional identificó a 16 países como inadecuados ​​en función de sus protocolos de gestión de identidad, prácticas de intercambio de información y factores de riesgo. Treinta y un países adicionales se clasificaron como en peligro de ser inadecuados, según idénticos criterios.

f) Conforme a lo dispuesto en el apartado d) del párrafo 2 de la Orden Ejecutiva 13780, el Departamento de Estado dio un plazo de 50 días para que todos los gobiernos extranjeros –no sólo a los 47 identificados como inadecuados o en riesgo mejoraran su desempeño en las deficiencias descritas en la subsección (c) de esta sección.

En dicho lapso hubo mejoras significativas en muchos países. Veintinueve de ellos, por ejemplo, proporcionaron ejemplares de documentos de viaje para ser utilizados por funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional para combatir el fraude. Otros 11 acordaron compartir información sobre terroristas conocidos o sospechosos.

g) El Secretario de Seguridad Nacional evalúa que los siguientes países continúan teniendo protocolos de administración de identidad, prácticas de intercambio de información y factores de riesgo inadecuados respecto a lo descrito en el inciso (c) de esta sección, de modo que se recomiendan restricciones y limitaciones de entrada: Chad, Irán, Libia, Corea del Norte, Siria, Venezuela y Yemen.

El Secretario de Seguridad Nacional también evalúa que Irak no cumplió con la línea de base, pero que las restricciones y restricciones de entrada bajo una proclama presidencial no están justificadas. El Secretario de Seguridad Nacional recomienda, sin embargo, que los nacionales del Irak que quieren entrar a EEUU sean objeto de un escrutinio adicional para determinar si representan riesgos para la seguridad nacional o la seguridad pública de los Estados Unidos.

Al llegar a estas conclusiones, el Secretario de Seguridad Nacional consideró la estrecha relación de cooperación entre EEUU y el gobierno democráticamente elegido de Irak, la fuerte presencia diplomática de Estados Unidos en Irak, la presencia significativa de las fuerzas estadounidenses en Irak y el compromiso de Irak la lucha contra el Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS).

h) La Sección 2 e) de la Orden Ejecutiva 13780 ordenaba al Secretario de Seguridad Interior quepresentara al Presidente una lista de los países recomendados para su inclusión en una proclama presidencial que prohibiría la entrada de categorías apropiadas de extranjeros de países que hayan no proporcionó la información solicitada hasta que lo hizo o hasta que el Secretario de Seguridad Nacional certifica que el país tiene un plan adecuado para hacerlo o ha compartido adecuadamente la información a través de otros medios .

El 15 de septiembre de 2017, el Secretario de Seguridad Nacional me entregó un informe en el que recomendaba restricciones y limitaciones de entrada a ciertos nacionales de 7 países que se consideraban inadecuados al proporcionar dicha información ya otros factores discutidos en el informe.

Según el mismo, las restricciones ayudarán a abortar las peligros que los protocolos de gestión de identidad de los países, las deficiencias en el intercambio de información y otros factores de riesgo representan para la seguridad y el bienestar de EEUU.

Las restricciones también alientan al mundo a trabajar con EEUU para hacer frente a esas insuficiencias y riesgos, de manera que las restricciones y limitaciones impuestas por esta proclama puedan relajarse o eliminarse lo antes posible.

i)               Al evaluar las recomendaciones del Secretario de Seguridad Nacional y determinar las restricciones que se imponen a cada país, he consultado con los Asistentes apropiados al Presidente y miembros del Gabinete, incluidos los Secretarios de Estado, Defensa y Seguridad Nacional, y el Procurador General. Consideré varios factores, entre ellos la capacidad, la capacidad y la voluntad de cada país para cooperar con nuestras políticas de gestión de la identidad e intercambio de información y los factores de riesgo de cada país, como si tiene una presencia terrorista significativa en su territorio.

También consideré los objetivos de la política exterior, la seguridad nacional y el contraterrorismo. Revisé estos factores y evalué estos objetivos, con especial énfasis en elaborar las restricciones específicas de cada país que fueran más propensas a fomentar la cooperación dada las distintas circunstancias de cada país y que, al mismo tiempo, protegería a los Estados Unidos hasta ese momento como mejoras. Las restricciones y limitaciones impuestas por esta proclama son, a mi juicio, necesarias para impedir la entrada de los extranjeros de los que el Gobierno de los Estados Unidos carece de información suficiente para evaluar los riesgos que plantean a los Estados Unidos. Estas restricciones y limitaciones también son necesarias para obtener mejores protocolos y prácticas de gestión de la identidad y los protocolos de intercambio de información de gobiernos extranjeros; y para avanzar en los objetivos de política exterior, seguridad nacional y antiterrorismo.

ii)             Tras revisar el informe del Secretario de Seguridad Nacional y de explicar los objetivos de política exterior, seguridad nacional y antiterrorismo de EEUU, decidí restringir y limitar la entrada de nacionales de 7 países considerados inadecuados según la subsección (c) de esta sección: Chad, Irán, Libia, Corea del Norte, Siria, Venezuela y Yemen. Estas restricciones distinguen entre la entrada de inmigrantes y no inmigrantes. Quienes ingresen con visas de inmigrante, se convertirán en residentes legales permanentes de EEUU. Estos ciudadanos pudiesen, eventualmente, constituir  amenzas de seguridad nacional o de seguridad pública diferentes a los de como no inmigrantes. EEUU otorga a los residentes legales permanentes derechos más duraderos que a los no inmigrantes. Los residentes legales permanentes son más difíciles de remover que los no inmigrantes, incluso si surgieran cuestionamientos sobre la seguridad nacional, lo que aumenta los costos y peligros de los errores asociados con la admisión de tales personas.

Aunque los inmigrantes generalmente son investigados de manera más amplia que los no inmigrantes, dicha pesquisa resulta menos confiable cuando el país desde el cual quiere emigrar presenta deficiencias significativas en la administración de identidad, intercambio de información o riesgos para la seguridad nacional de EEUU.

Por lo tanto, para todos menos uno de esos 7 países, ordeno la restricción la entrada de todos los inmigrantes.[1]

 (iii) Adopto así un enfoque más adecuado sobre los no inmigrantes, conforme a las recomendaciones del Secretario de Seguridad Nacional. Para algunos países considerados en la subsección (c) de esta sección, restrinjo  la entrada de todos los no inmigrantes. Para los países con ciertos factores atenuantes, como la voluntad de cooperar o de desempeñar un papel importante en la lucha contra el terrorismo, estoy restringiendo la entrada sólo a ciertas categorías de no inmigrantes, lo que mitigará las amenazas a la seguridad presentadas por su entrada en los Estados Unidos. En aquellos casos en que la cooperación futura parece razonablemente probable, y teniendo en cuenta los objetivos de la política exterior, la seguridad nacional y el contraterrorismo, he adaptado las restricciones para fomentar tales mejoras.

 (i) La Sección 2 (e) del Decreto Ejecutivo 13780 también estipula que: El Secretario de Estado, el Procurador General o el Secretario de Seguridad Nacional también pueden presentar al Presidente los nombres de otros países para los cuales cualquiera de ellos recomiende otras disposiciones legales restricciones o limitaciones que se consideren necesarias para la seguridad o el bienestar de los Estados Unidos. El Secretario de Seguridad Nacional determinó que Somalia generalmente satisface los requisitos para compartir información descrita en la subsección (c) de esta sección, pero la incapacidad de su gobierno para cooperar de manera efectiva y consistente, combinada con la amenaza terrorista que insurge en su territorio justifican las  restricciones y limitaciones para la entrada de sus nacionales en losEEUU. Los déficits en gestión de identidad de Somalia y la presencia significativa de terroristas allí la convierten en fuente de riesgos particulares para la seguridad nacional y la seguridad pública de EEUU. Bajo las consideraciones mencionadas anteriormente, y como se describe más adelante en la sección 2 h) del presente decreto, determino que las restricciones de entrada, limitaciones y otras medidas que garanticen la inspección y examen adecuados de  somalíes son necesarias para la seguridad y bienestar de EEUU.

j) La sección 2 de esta proclama describe algunas de las insuficiencias que me llevaron a imponer restricciones a los países especificados. La descripción de todas esas razones en público, sin embargo, causaría graves daños a la seguridad nacional de los Estados Unidos, y muchas de tales descripciones son clasificadas.

 

Sección 2- Suspensión de la entrada para los nacionales de los países identificados como preocupantes.

Se suspenderá y limitará la entrada a EEUU de los ciudadanos oriundos de los siguientes países, con excepciones categóricas y exenciones casuísticas, descritas en las secciones 3 y 6 de este decreto:

 

a) Chad.

i) El Gobierno del Chad es un importante y valioso aliado en el contraterrorismo de EEUU y el gobierno estadounidense ampliar esa cooperación, incluso en inmigración y fronteras. Chad ha demostrado una voluntad clara de mejorar estas áreas. No obstante, Chad no comparte ala información relacionada con la seguridad pública y el terrorismo, y no satisface al menos un estándar clave de riesgo.

Además, varios grupos terroristas están activos en Chad o en su periferia, como lo son Boko Haram, ISIS–África Occidental y Al Quaeda en el Magreb Islámico.

Es necesario compartir esa información extra para identificar a los extranjeros que solicitan visas o buscan ingresar a  EEUU y representan amenazas a la seguridad nacional y la seguridad pública, dado el grave riesgo relacionado con el terrorismo allí existente.

ii) La entrada a EEUU de los nacionales de Chad, como inmigrantes, y como no inmigrantes por negocios (B-1), turista (B-2) y de negocios / turista (B-1 / B-2) queda suspendida.

b) Irán.

i) Irán regularmente no coopera con  EEUU en la identificación de riesgos de seguridad, no satisface al menos un estándar clave de riesgo, es fuente de amenazas terroristas significativas y no recibe a sus nacionales sujetos a órdenes finales de deportación. El Departamento de Estado también ha designado a Irán como patrocinador estatal del terrorismo.

 (ii) Se suspende la entrada a EEUU de nacionales de Irán como inmigrantes y no inmigrantes, salvo que no se suspenda la entrada de estos nacionales bajo visados válidos de estudiante (F y M) y de visitante de intercambio (J) deben estar sujetos a requisitos más estrictos de selección y evaluación.

 c) Libia.

i) El gobierno libio es un importante y valioso aliado de EEUU en el antiterrorismo, y se espera ampliar esa cooperación, incluso en inmigración y la gestión de fronteras.

No obstante, Libia plantea grandes dificultades para compartir varios tipos de información, incluida a la i relacionada con la seguridad pública y el terrorismo, indispensable para la seguridad nacional y la seguridad pública de EEUU.

Libia también presenta déficits graves en gestión de identidad, y no satisface al menos un estándar de riesgo clave y ha sido evaluado como que no coopera plenamente con respecto a la recepción de sus nacionales sujetos a órdenes definitivas de expulsión de los Estados Unidos. La sustancial presencia terrorista en el territorio de Libia amplifica los riesgos que plantea la entrada de sus nacionales en los Estados Unidos.

ii) La entrada de los libios como inmigrantes y no inmigrantes para negocios (B-1), turista (B-2) y turista (B-1 / B-2) queda suspendida.

d) Corea del Norte.

i) Corea del Norte no coopera en ningún caso con el gobierno estadounidense e incumple todos los requisitos para compartir información.

ii) Se suspende la entrada en los Estados Unidos de nacionales de Corea del Norte como inmigrantes y no inmigrantes.

e) Siria.

i) Siria no coopera regularmente con el gobierno estadounidense en materia de los riesgos de seguridad, es fuente de importantes amenazas terroristas y ha sido designado por el Departamento de Estado como patrocinador estatal del terrorismo.

Presenta déficits básicos en gestión de identidad, no comparte información de seguridad pública y terrorismo y no satisface al menos un estándar de riesgo clave.

 (ii) Se suspende la entrada en los Estados Unidos de nacionales de Siria como inmigrantes y no inmigrantes.

f) Venezuela.

 (i) Venezuela ha adoptado muchas de las normas de referencia identificadas por el Secretario de Seguridad Nacional y en la sección 1 del presente decreto, mas su gobierno no coopera para verificar si sus ciudadanos pudiesen ser amenazas de seguridad nacional o de seguridad pública.

El gobierno de Venezuela no comparte adecuadamente la información relacionada con la seguridad pública y el terrorismo, no satisface al menos un estándar clave de riesgo y se estima que no coopera plenamente con respecto a la recepción de sus nacionales sujetos a órdenes definitivas de deportación de los Estados Unidos.

 Sin embargo, hay fuentes opcionales para recopilar información que posibilitan verificar la ciudadanía y la identidad de los venezolanos. Como resultado, las restricciones impuestas por el presente decreto se focalizan en los funcionarios gubernamentales de Venezuela, como responsables de los déficits identificados.

iii)            No obstante lo dispuesto en el inciso v) del apartado b) de la Sección 3 de este decreto, la entrada a EEUU de funcionarios de organismos gubernamentales de Venezuela que participan en procedimientos de selección y de verificación –incluidos el Ministerio del Poder Popular para el Interior, Justicia y Paz, el Servicio Administrativo de Identificación, Migración e Inmigración; el Cuerpo de Investigaciones Científicos, Penales y Criminalísticas; el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional; el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores–, así como sus familiares inmediatos, como no inmigrantes con visa de negocios (B-1), turista (B-2) y de negocios/turista (B-1/B-2) queda suspendida.

Además, los  venezolanos titulares de visados estarán sujetos a medidas adicionales apropiadas para asegurar que la información del viajero permanezca vigente.

g) Yemen.

i) El gobierno yemenita es un socio importante y valioso de en la lucha antiterrorista terrorismo, y el gobierno estadounidense aspira ampliar esta cooperación, incluso en inmigración y la gestión de fronteras.

Empero, Yemen afronta importantes desafíos en gestión de la identidad, potenciados por la evidente presencia terrorista en su territorio.

El gobierno yemenita no satisface los requisitos básicos en gestión de la identidad, no comparte la información relacionada con la seguridad pública y el terrorismo de manera precisa y no satisface al menos un estándar de riesgo clave.

ii) La entrada en los Estados Unidos de ciudadanos de Yemen como inmigrantes y no inmigrantes en viaje de negocios (B-1), turístico (B-2) y negocios/turista (B-1 / B-2) queda suspendida mediante el presente decreto.

h) Somalia.

 

i)               El informe del Secretario de Seguridad Interior de 15 de septiembre de 2017 determinó que Somalia satisface los requisitos de compartición de información de la línea de base descrita en la sección 1 (c) de este decreto.

Pero otras consideraciones apoyan la imposición de restricciones y limitaciones de entrada a Somalia.

Somalia tiene importantes déficits en la gestión de la identidad. Por ejemplo, mientras Somalia emite un pasaporte electrónico, EEUU y otros países no lo reconocen.

Una persistente amenaza terrorista también emana del territorio somalí. El gobierno estadounidense ha identificado a Somalia como un santuario seguro para los terroristas.

Somalia se distingue de otras naciones en que su gobierno carece de mando y control territorial, lo que limita en gran medida la eficacia de sus capacidades nacionales en muchos aspectos.

Los terroristas usan zonas sub-gobernadas en el norte, centro y sur de Somalia como hábitat para planificar, facilitar y llevar a cabo sus operaciones.

Somalia también sigue siendo un destino para las personas que intentan unirse a grupos terroristas que amenazan a EEUU. Los Informes de Terrorismo de 2016 del Departamento de Estado señalan que Somalia no ha podido reducir la capacidad operativa de los grupos terroristas para planear y montar ataques desde su suelo.

Además, pese a los avances significativos para consolidar de sus estados miembros y su voluntad antiterrorista. Somalia carece de la gobernanza necesaria para limitar la libertad de circulación de los terroristas, el acceso a los recursos y la capacidad de operar.

La falta de control territorial del  somalí también compromete la capacidad del país, ya limitada de por sí debido a la falta de registros, de compartir información sobre sus nacionales que plantean riesgos criminales o terroristas. Como resultado de estos y otros factores, Somalia presenta preocupaciones especiales que lo distinguen de otros países.

ii) Se suspende la entrada a EEUU de los somalíes como inmigrantes. Además,  las visas ​​para los nacionales de Somalia y las decisiones relativas a su entrada como no inmigrantes deberían someterse a un escrutinio adicional para determinar si los solicitantes están conectados a organizaciones terroristas o de otro modo representan una amenaza para la seguridad nacional o la seguridad pública de EEUU.

 Sección 3. Alcance e Implementación de Suspensiones y Limitaciones.

 (a) Alcance. Sujeto a las excepciones establecidas en la Subsección (b) de esta Sección y cualquier exención bajo la Subsección (c) de esta Sección, las suspensiones y limitaciones de entrada de acuerdo con la Sección 2 de esta proclama se aplicarán solamente a los extranjeros de los países designados quien:

(i) estén fuera de los EEUU en la fecha de vigencia aplicable bajo la Sección 7 de esta proclama;

(ii) no tengan un visa válido en la fecha de vigencia aplicable bajo la sección 7 de esta proclama; y

(iii) no califiquen para una visa u otro documento de viaje válido bajo la Sección 6 (d) de esta proclama.

 (b) Excepciones. La suspensión de entrada de conformidad con el artículo 2 de esta proclama no se aplicará a:

 (i) cualquier residente permanente legal de los EEUU;

 (ii) cualquier extranjero admitido o autorizado en EEUU en o después de la fecha de vigencia aplicable bajo la Sección 7 de esta proclama;

 (iii) cualquier ciudadano extranjero que tenga un documento que no sea un visado – tal como una carta de transporte, una hoja de embarque apropiada o un documento de admisión condicional anticipada – válido en la fecha de entrada en vigencia según la Sección 7 de esta proclama o emitido en cualquier fecha posterior, que le permita viajar a los EEUU y buscar entrada o admisión;

(iv) cualquier doble nacional de un país designado bajo la Sección 2 de esta proclama cuando el individuo viaje con un pasaporte expedido por un país no designado;

v) cualquier extranjero que viaje con visa de tipo diplomática o especial, visa de la OTAN, visa C-2 para viajar a la ONU o G-1, G-2, G-3 o G-4 visa; o

vi) todo extranjero a quien los EEUU haya concedido asilo; cualquier refugiado ya admitido en EEUU; o cualquier individuo a quien se le haya otorgado la suspensión de la remoción, libertad condicional o protección bajo la Convención contra la Tortura.

c) Exenciones. Sin perjuicio de las suspensiones y limitaciones de entrada establecidas en la sección 2 de esta proclama, un funcionario consular o el Comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de los Estados Unidos, o la persona designada por el Comisionado, según corresponda, las exenciones caso por caso para permitir la entrada de extranjeros para quienes la entrada es suspendida o limitada de otra manera si tales ciudadanos extranjeros demuestran que las exenciones serían apropiadas y consistentes con los incisos (i) a (iv) de esta subsección. El Secretario de Estado y el Secretario de Seguridad Nacional coordinarán la adopción de orientaciones sobre las circunstancias en que las exenciones pueden ser apropiadas para los extranjeros que buscan ingresar como inmigrantes o no inmigrantes.

 (i) Sólo podrá concederse una exención si un extranjero demuestra a la satisfacción del oficial consular o del funcionario del CBP que:

(A) negar la entrada causaría la dificultad indebida del extranjero;

(B) la entrada no representaría una amenaza para la seguridad nacional o la seguridad pública de los Estados Unidos; y

(C) la entrada sería en el interés nacional.

(ii) La guía emitida por el Secretario de Estado y el Secretario de Seguridad Nacional conforme a esta subsección deberá referirse a las normas, políticas y procedimientos para:

(A) determinar si la entrada de un extranjero no representaría una amenaza para la seguridad nacional o la seguridad pública de EEUU;

(B) determinar si la entrada de un extranjero es de interés nacional;

(C) abordar y gestionar los riesgos de hacer tal determinación a la luz de las insuficiencias en el intercambio de información, gestión de identidades y otros peligros potenciales planteados por los nacionales de cada país sujeto a las restricciones y limitaciones impuestas por esta proclama;

 (D) evaluar si los Estados Unidos tienen acceso, en el momento de la determinación de renuncia, a suficiente información sobre el extranjero para determinar si la entrada cumpliría los requisitos de la subsección (i) de esta subsección; y

 (E) determinar las circunstancias especiales que justificarían la concesión de una exención en virtud del inciso (iv) (E) de este inciso.

 (iii) A menos que el Secretario de Seguridad Interior especifique lo contrario, cualquier excención emitida por un funcionario consular como parte del proceso de adjudicación de visados será efectiva tanto para la expedición de un visado como para cualquier entrada posterior en dicho visado, pero no cambiará todos los demás requisitos de admisión o entrada.

 (iv) Las exenciones caso por caso no pueden ser otorgadas por categorías, pero pueden ser apropiadas, sujetas a las limitaciones, condiciones y requisitos establecidos en la sub-sección (i) de esta subsección y la guía emitida bajo la subsección (ii) subsección, en circunstancias individuales como las siguientes:

 (A) el extranjero que haya sido previamente admitido a los Estados Unidos por un período continuo de trabajo, estudio u otra actividad a largo plazo, y esté fuera de EEUU en la fecha de vigencia aplicable bajo la sección 7 del presente decreto, y esté procurando volver para reincorporarse a su actividad, y la denegación de reingreso perjudicaría esa acción;

 (B) el extranjero que ha establecido previamente contactos relevantes en EEUU y esté fuera del país en la fecha de vigencia aplicable bajo la sección 7 del presente decreto por trabajo, estudio u otra actividad lícita;

 (C) el extranjero que quiere ingresar a EEUU en razón de sus obligaciones comerciales o profesionales relevantes y la denegación de entrada  le impediría cumplirlas;

 (D) el extranjero que regresa a EEUU para visitar o residir con un familiar cercano –por ejemplo, cónyuge, hijo o padre–, cuando dicho familiar es estadounidense, residente permanente legal o extranjero legalmente admitido la visa de no inmigrante, y la denegación de entrada causaría la dificultad indebida del extranjero;

 (E) el extranjero es un niño, un niño pequeño o adoptado, una persona que requiere atención médica urgente o alguien cuya entrada esté justificada por las circunstancias especiales de su caso;

 (F) el extranjero empleado por o en nombre del gobierno estadounidense –o dependiente elegible de tal empleado–, y puede documentar que la prestación un servicio fiel y valioso al gobierno;

 (G) el extranjero que viaja en misión de una organización internacional designada bajo la Ley de Inmunidades de Organizaciones Internacionales (IOIA), 22 U.S.C. 288 y siguientes, que se moviliza para reunirse o entablar negocios con el gobierno estadounidense, o que se desplaza para realizar negocios en nombre de una organización internacional no designada bajo la IOIA;

 (H) el extranjero que es residente permanente en Canadá  y solicita una visa para acceder a su destino;

 (I) el extranjero que viaja como visitante de intercambio patrocinado por el gobierno estadounidense; o

 (J) el extranjero que viaja a EEUU a solicitud de un departamento u organismo gubernamental estadounidense, con fines legales, de política exterior o seguridad nacional.

 

Sección. 4. Ajustes y supresión de suspensiones y limitaciones.

 

(a)    El Secretario de Seguridad Nacional, en consulta con el Secretario de Estado, diseñará un proceso para evaluar si las suspensiones y limitaciones impuestas por en la Sección 2 del presente decreto deben ser seguidas, eliminadas, modificadas o finalizadas.

A tal efecto, se deberá argumentar si los países mejoraron sus protocolos y procedimientos de gestión de la identidad e intercambio de información según lo establecido en la Sección 1 de esta proclama y en el informe del Secretario de Seguridad Interior del 15 de septiembre de 2017.

Dentro de los 180 días fecha de esta proclama, y cada 180 días después, el Secretario de Seguridad Nacional, en consulta con el Secretario de Estado, el Procurador General, el Director de Inteligencia Nacional y otros jefes de organismos pertinentes, presentará una moción de orden con recomendaciones al Presidente, a través de sus asistentes sobre lo que sigue:

(i) los intereses de EEUU, si los hubiere, que continúen obligando a mantener la suspensión o limitación de ingresos a determinadas categorías de nacionales de los países identificados en la sección 2 de este decreto o  si impuestas por en la Sección 2 del presente decreto deben ser seguidas, eliminadas, modificadas o finalizadas; y

 (ii) los intereses de EEUU,  si existieren, que exijan suspender o limitar la entrada al país de determinadas categorías de nacionales clases de nacionales de países no identificados en el presente decreto.

 (b) El Secretario de Estado, en consulta con el Secretario de Seguridad Nacional, el Secretario de Defensa, el Fiscal General, el Director de Inteligencia Nacional y el jefe de cualquier otro departamento o agencia ejecutiva que el Departamento de Estado identifique entre los países enumerados en la Sección 2 de esta proclama y otras naciones con déficits en el intercambio informativo, la gestión de la identidad o el estándar de riesgo en la medida actuará, en que sea factible, apropiado y coherente con la política exterior, la seguridad nacional y objetivos de seguridad pública de EEUU.

(c) Independientemente de lo antes descrito y según la sección 2 (f) de la Orden Ejecutiva 13780, si el Secretario de Seguridad Nacional –previa consulta con el Secretario de Estado, el Procurador General y el Director de Inteligencia– determina, en cualquier momento, que un país sí cumple los estándares descritos en la sección 1 (c) del presente decreto, que sí tiene un plan adecuado para intercambiar información, o que una o más de las restricciones o limitaciones impuestas a la entrada de sus nacionales ya no son necesarias para la seguridad o el bienestar de EEUU, el funcionario podrá recomendar al Presidente la remoción o modificación de cualquiera o todas las restricciones y limitaciones.

El Secretario de Seguridad Nacional, el Secretario de Estado o el Procurador General podrán también, según lo dispuesto en la Orden Ejecutiva 13780, presentar al Presidente nombres de otros países para los cuales cualquiera de ellos recomiende limitaciones o restricciones legales necesarias para el seguridad o bienestar de los Estados Unidos.

 

Sección. 5. Informes sobre los procedimientos de selección y de evaluación.

 (a) El Secretario de Seguridad Nacional –en coordinación con el Secretario de Estado, el Procurador General, el Director de Inteligencia Nacional y otros jefes de organismos pertinentes– presentará informes periódicos al Presidente, a través de sus asistentes donde:

(i) se describan las medidas adoptadas por el gobierno para mejorar la inspección de ciudadanos de todos los países extranjeros, inclusive mediante una mejor recopilación de datos biométricos y biográficos;

 (ii) se detallen el alcance y la magnitud de posibles fraudes, errores, información falsa y reclamaciones no verificables, según sea determinado por el Secretario de Seguridad Nacional según el análisis de la validación realizada en solicitudes de inmigración bajo las leyes correspondientes; y

 (iii) se evalúen los procedimientos relacionados con el examen y la verificación establecidos por la Oficina de Asuntos Consulares del Departamento de Estado, para mejorar la seguridad de EEUU y garantizar una revisión completa de las solicitudes de inmigración.

 (b) El informe inicial requerido bajo la subsección (a) de esta Sección deberá ser presentado dentro de los 180 días de la fecha del presente decreto; el segundo informe, dentro de los 270 días siguientes al inicial; y los demás anualmente.

(c) Los jefes de agencia identificados en el inciso (a) de esta Sección deberán coordinar cualquier desarrollo de políticas asociado con los reportes descritos en la subsección (a) de esta Sección a través de los asistentes del Presidente.

Sección. 6. Aplicación.

 (a) El Secretario de Estado y el Secretario de Seguridad Interior consultarán con sus contactos nacionales e internacionales, incluidos países y organizaciones, para garantizar la aplicación eficiente, efectiva y eficaz de este decreto.

 (b) Al ejecutar el presente decreto, el Secretario de Estado y el de Seguridad Nacional deberán cumplir todas las leyes y normas aplicables, incluidas  aquéllas que permitan ingresar a EEUU en base a alegaciones creíbles de miedo a persecución o tortura.

(c) Ninguna visa de inmigrante o no-inmigrante emitida antes de la fecha de vigencia aplicable bajo la sección 7 de esta proclama será revocada de acuerdo con este decreto.

(d) A toda persona que se le haya revocado o marcado su visa según la Orden Ejecutiva 13769 del 27 de enero de 2017 –que protege a la nación de la entrada terrorista extranjera en EEUU–, podrá obtener un documento de viaje que confirme que su portador ha sido autorizado para viajar a EEUU, y solicitar ingreso bajo los términos y condiciones del visado marcado revocado o marcado cancelado.

Cualquier cancelación o revocación previa de un visado conforme a la Orden Ejecutiva 13769 no constituirá per se entrada o ingreso a futuro.

e) El presente decreto no es aplicable a quien se le haya concedido asilo en EEUU, el refugiado que ya se encuentre en EEUU o al privado de remoción o protección  según la Convención contra la Tortura. Nada en el presente decreto se interpretará como limitación de la capacidad personal para pedir asilo, refugio, retención o protección bajo la Convención contra la Tortura y de acuerdo alas leyes de EEUU.

 

Sección. 7. Fechas de vigencia.

 

La Orden Ejecutiva 13780 establece una vacatio legis sobre el ingreso a EEUU de nacionales de ciertos países extranjeros. En dos casos,  empero, la justicia federal han ordenado las restricciones. El Tribunal Supremo suspendió las medidas cautelares entre los extranjeros que sin motivos creíbles, si existen decisiones pendientes en los tribunales de menores instancias.

 (a) Las restricciones y limitaciones establecidas en la sección 2  del presente decreto comienzan a las 3:30 PM hora del Este del 24 de septiembre de 2017, para los extranjeros que:

 (i) tenían restricciones según la Sección 2 de la Orden Ejecutiva 13780, o estaban estado conforme al artículo 3 de dicha Orden, y

 (ii) carecen de motivos creíbles que determinen una relación de buena fe con personas o entidad en EEUU.

 (b) Las restricciones y limitaciones establecidas en la sección 2 de esta proclama son efectivas a las 12:01 AM hora del 18 de octubre de 2017, para todas las demás personas sujetas a esta proclama, incluyendo a los nacionales de:

i) Irán, Libia, Siria, Yemen y Somalia, que tienen un reclamo creíble de una relación de buena fe con una persona o entidad en los Estados Unidos; y

(ii) Chad, Corea del Norte y Venezuela.

 

Sección. 8. Divisibilidad.

Es política del gobierno estadounidense hacer cumplir este decreto en la medida de lo posible para promover los intereses de la seguridad nacional, la política exterior y el contraterrorismo de EEUU. En consecuencia:

(a) si una disposición de esta proclama, o la aplicación de cualquier disposición a cualquier persona o circunstancia, se considera inválida, el resto de esta proclama y la aplicación de sus otras disposiciones a otras personas o circunstancias no se verán afectadas de este modo; y

 (b) si una disposición de esta proclama, o la aplicación de cualquier disposición a cualquier persona o circunstancia, se considera inválida debido a la falta de ciertos requisitos procesales, los funcionarios pertinentes del Poder Ejecutivo implementarán esos requisitos de procedimiento para conformarse con los requisitos existentes y con cualquier orden judicial aplicable.

 

Sección. 9. Disposiciones generales.

 (a) Nada el presente decreto intenta perjudicar o afectar de modo alguno:

 (i) la autoridad otorgada por la ley a un departamento o agencia ejecutiva, o su jefe; o

 (ii) las funciones del Director de la Oficina de Gestión y Presupuesto relativas a las propuestas presupuestarias, administrativas o legislativas.

 (b) El presente decreto se aplicará según la legislación vigente y la disponibilidad de créditos.

 (c) Este decreto no tiene por objeto ni crea ningún derecho o beneficio, sustantivo o procesal, aplicable por ley o en equidad por cualquier parte contra EEUU, sus departamentos, agencias o entidades, sus funcionarios, empleados , o agentes, o cualquier otra persona.

EN FE DE LO CUAL, lo firmo, el veinticuatro de septiembre, deñ nuestro Señor dos mil diecisiete, y el 242 año de la Independencia de los Estados Unidos de América.

DONALD J. TRUMP

 


[1] Se refiere a Venezuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s