Estado Canalla y sus capos en la mira

Imágenes integradas 1

Donald Trump tan atacado y satanizado por la progresía internacional ha sido hasta hoy el mandatario norteamericano más comprometido con el rescate de Venezuela de las garras de una izquierda híbrida de comunismo, terrorismo y narcotráfico

 

ebruzual@gmail.com / @eleonorabruzual / www.gentiuno.com

Donald Trump tan atacado y satanizado por la progresía internacional ha sido hasta hoy el mandatario norteamericano más comprometido con el rescate de Venezuela de las garras de una izquierda híbrida de comunismo, terrorismo y narcotráfico. Izquierda que responde a las peores aberraciones que este tiempo padece y las venden como acciones destinadas al bien común, sensibilidad social que no es otra cosa que el resentimiento, abono perfecto para sembrar odio y destruir valores éticos que toda sociedad humana requiere.

Ese hombre realmente nada preocupado por ser monedita de oro para gustarle a todos, no se queda dando rodeos ni en amenazas y palabras. Impone sanciones que no solo afectan a la banda delincuencial castrochavista sino que han motivado a otros gobiernos de países democráticos y a instituciones y organizaciones internacionales a actuar contundentemente contra esa pandilla de facinerosos que comandados por Hugo Chávez quien a su vez respondió siempre a los lineamientos y estrategias de la tiranía cubana, y hoy por Maduro y su llamado Cartel de los Soles, han utilizado a Venezuela como su propiedad, desfalcándola para repartirse sus riquezas y convertirse en una casta de hampones mil millonarios que para lograr cómplices se encargaron de repartirse un país también con ladrones y chulos internacionales.

Así a las ya conocidas sanciones que a través del Departamento del Tesoro de EEUU han impuesto a los cabecillas de la tiranía castrochavista, ahora Trump eleva a Venezuela a la categoría de “rogue state”, mismo calificativo que la nación del norte impuso a sangrientas tiranías como la de Libia con Gaddafi e Irak con Sadam Husein. Venezuela, un Estado Canalla aliado de lo peor del planeta y semejante a Corea del Norte, por cierto ambas tiranías tema principal del discurso del mandatario norteamericano en la pasada Asamblea General de Naciones Unidas. Estado Canalla que ahora ostenta el vergonzante hecho de poseer un veto migratorio junto con Corea del Norte, Chad, Irán, Libia, Siria, Yemen y Somalia, aunque –por fortuna y en aras de no perjudicar más a la sufrida ciudadanía venezolana- dicho veto afecta solo a funcionarios chavistas, a sus familias, allegados y testaferros.

Y mientras la diatriba se centra en sí votar o no votar con el mismo fraudulento ente electoral en el cual casi todos sus miembros están en el grupo de sancionados por el gobierno de EEUU y por el de Canadá, tenemos una realidad que no se puede seguir ignorando ni posponiendo su cambio: La gente se está muriendo de hambre, no hay medicamentos, los hospitales han colapsado y son simples morideros donde a diario sucumben desde neonatos hasta ancianos, la inseguridad alimentada por hampones impunes, compitiendo en maldad y crueldad con el narcorégimen, ambos culpables de que tengamos hoy una tasa de 70,1 homicidios por cada 100.000 habitantes, casi nueve veces mayor al promedio mundial (cifras de la ONG Observatorio Venezolano de Violencia – OVV). Esta realidad hay que cambiarla ya, y no lo haremos con complicidades ni resignación.

A los venezolanos desesperados tanto por el hambre como por la inacción de un mundo político que se llama opositor pero que está conviviendo con los verdugos castrochavistas, no nos sirven ni las satanizaciones a los que han decidido no votar por considerar que es una manera de legitimar al narcorégimen, ni el irrespeto y la amoralidad de políticos que con absoluta desvergüenza alimentan la degeneración ética de la gente, sobre todo de los más necesitados que una banda de malandros izquierdistas empoderados se dedicó a prostituir con limosnas y promesas incumplidas. Degeneración que palpamos en declaraciones infames como la que tuvo Carlos Ocariz al recomendar a habitantes de los barrios del estado Miranda, entidad de la cual espera ser gobernador: “Agarren y voten por mí, porque ahora vienen regalando todo a Miranda, al pueblo les digo agarren vamos a chulearlos”. Desesperados ciudadanos que vemos que hay que seguir optando por lo menos malo, porque como en el caso de Miranda, el contendor rojo de Ocariz sería no una tragedia sino otra maldición.

Y gracias a Dios puedo cerrar con un motivo para la esperanza: el Tribunal Supremo de Justicia legítimo, el nombrado por la Asamblea Nacional y que el narcorégimen no permitió instalarse, tomará posesión el 13 de octubre en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington, otro motivo para que tiemblen los jerarcas del Estado Canalla, sus Narcofamilias y cómplices.

ebruzual@gmail.com / @eleonorabruzual / www.gentiuno.com

Cada lunes en la edición impresa de Diario Las Américas -Florida se publica la columna de Eleonora Bruzual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s