GUSTAVO CORONEL: El colapso operativo y moral de PDVSA y de la Fuerza Armada venezolana

Gustavo Coronel

jueves, 12 de octubre de 2017

El colapso operativo y moral de PDVSA y de la Fuerza Armada venezolana

 

Entre las múltiples tragedias gerenciales de la PDVSA de Rafael Ramírez y Eulogio del Pino se encuentran las gabarras y remolcadores utilizados para las actividades costa afuera, en la zona del delta del Orinoco, las cuales han generado pérdidas por millones de dólares.

Entre 2008 y el día de hoy las actividades de perforación costa afuera en esta región han sido llevadas a cabo por PDVSA mediante arrendamiento de equipos propiedad de terceros.

La primera gabarra contratada fue la llamada Aban Pearl, la cual fue contratada en Singapur a una empresa llamada PetroMarine, la cual no era su dueña, ya que su dueña era la empresa de la India llamada Aban Offshore LTD. Los detalles de esta operación han sido investigados por la Asamblea Nacional de Venezuela, investigación que concluyó en la existencia de un alto sobreprecio.

Esta gabarra se hundió al poco tiempo de haber sido contratada, pero ya el patrimonio público de Venezuela había sido seriamente lesionado, ver: https://konzapata.com/2016/11/ esta-es-la-historia-de-corrupc ion-en-pdvsa-con-la-gabarra- que-se-hundio-y-que-costo-un- dineral/

Para reemplazar la gabarra hundida PDVSA procedió a contratar  dos gabarras que habían sido adquiridas por una empresa llamada PetroSaudí, la cual hacía creer que se trataba de una empresa petrolera asociada con la familia real de Arabia Saudita y que poseía experiencia en los negocios petroleros. En realidad, era una empresa de especulación financiera, creada para hacer negocios rápidos, sin experiencia alguna en operaciones petroleras. En un momento PDVSA hasta pretendió formar una empresa mixta con PetroSaudí para compartir la propiedad de esas dos gabarras, como puede leerse en las declaraciones de Rafael Ramírez para “El Universal”, publicadas el Sábado 25 de noviembre de 2010. Allí dijo Ramírez que esta empresa mixta tendría una inversión de $2500 millones cuando las gabarras, viejas y maltrechas, habían costado a Petrosaudí no más de $500-600 millones.

  Se estaban sentando las bases para un mega-fraude de $2000 millones. Esta empresa mixta no llegó a concretarse pero las gabarras si fueron alquiladas a Petrosaudí,  a precios inflados. Esta historia ha sido descrita en detalle por Sarawak Report, ver:  
http://www.sarawakreport.org/2 017/01/petrosaudis-1mdb-financ ed-venezuelan-adventure-and- the-money-it-didnt-make/

No contentos con haber contratado con esta empresa de especuladores financieros, con nexos fraudulentos en Malasia y con más interés en  las carreras de autos de la Fórmula Uno que en petróleo, ver: 
http://tururutururu.com/gustav o-coronel-pdvsa-y-un-gigantesc o-fraude-financiero-en- malasia/
PDVSA delegó en PDVSA Exploración-Producción y PDV- Marina las operaciones de las gabarras.

A su vez, PDV-Marina contrató los remolcadores de apoyo a las gabarras con una empresa de Singapur, CH-Offshore. En adición, PDV-Marina decidió sub-contratar la operación de los remolcadores con una empresa contratista venezolana llamada ASTIVENCA, quedando comprometida con la dueña de los remolcadores de responder legalmente por la actividad.

Sucede, sin embargo, que la empresa ASTIVENCA dejó de pagar a la empresa extranjera, argumentando que PDV Marina no le pagaba a ella. Por esto, tanto PDV Marina como ASTIVENCA fueron demandadas por la empresa dueña de los remolcadores, debiendo transarse por recomendación de los abogados externos de PDVSA, ya que no tenían posibilidades de ganar por no poder cumplir con los requisitos del tribunal . Por esta transacción PDVSA debió pagar $60 millones a CH Offshore, dinero que estaba congelado en un “escrow account” después que los buques de PDVSA Guanoco y Terepaima fueran capturados legalmente por CH Offshore en Curazao, ver:
http://www.offshoreenergytoday .com/ch-offshore-settles- dispute-with-pdv-marina/yhttp://lasarmasdecoronel.blog spot.com/2015/06/le-dieron- palo-pdv-marina-en-singapur. html

REFINERÍAS EN TOTAL ABANDONO

Desastres como estos, debidos a la ineptitud y corrupción imperante en PDVSA condujeron a significativas pérdidas para la Nación, las cuales distan mucho de ser las únicas.

Lo que está ocurriendo en este momento en las refinerías del país es criminal.  Informes de expertos y del representante laboral Iván Freites, quienes conocen íntimamente la situación en el Complejo Refinador Paraguaná  reportan que la planta  Cd-4 de Cardón y la planta 4 de Amuay están esencialmente desmanteladas, ya que fueron canibalizadas para  completar equipos en otras plantas del Complejo. El  muelle 4 de Cardón  fue saqueado.   

En Cardón solo está activa la planta Cd-3  y en Amuay las plantas 2 y 5 con 70.000  y 130.000 barriles diarios de carga, debido a la carencia de suficiente petróleo para alimentar el complejo.  Todas  las plantas de  alquilación, isomerización y  flexicoquer están paradas y la planta catalítica, el reformador CDN y la planta de coquificacion retardada operan a baja a baja carga.


Según estos mismos expertos  el Proyecto HDH de la refinería de Puerto Cruz  estaría costando ya unos  $ 11000 millones, es decir, más del doble del presupuesto original y con una fecha estimada de arranque para 2019, unos tres años de demora.  Como se recordará, este proyecto fue financiado originalmente por el Banco Espirito Santo, de Portugal, el cual debió ser liquidado por corrupción y su ejecución había sido contratada con una empresa china cuyo presidente fue a la cárcel, en China, por ladrón. Todo esto muestra la irresponsabilidad y bandidaje de la gerencia de PDVSA.


Para rematar tanto desastre, corren fuertes rumores sobre la entrega que habría hecho Maduro de la operación de estas refinerías a Rusia, como pago de las deudas que ha contraído con Putin y que no ha podido pagar, así como de las nuevas deudas en las que tendría que incurrir para evitar la cesación de pagos este año.

 

ESTE DESASTRE NACIONAL, EL CUAL COMPROMETE SERIAMENTE LA GOBERNABILIDAD DEL PAÍS, ES VISTO EN SILENCIO CÓMPLICE POR UNA FUERZA ARMADA QUE DEBERÍA EXISTIR PARA PROTEGERNOS, NO PARA OPRIMIR Y ROBAR

Y  ¿qué hace la fuerza armada venezolana? Desfila pintoreteado, apoya la “revolución”, trafica con drogas, se involucra en el contrabando de hidrocarburos especula con alimentos, se subordina a los cubanos, en otras palabras, ejerce a tiempo completo un papel traidor a su misión. Ha abandonado al pueblo venezolano en manos de una pandilla de corruptos, a la cual ella, la Fuerza Armada, ha llegado a pertenecer en la persona de sus ministros, gobernadores, y enchufados en el régimen.

Son parte de la conspiración para arruinar al país y no merecen seguir existiendo como institución. Su actuación llena de vergüenza a los venezolanos. La historia de estos últimos 18 años nos dice que, mientras la Fuerza Armada venezolana exista, el país no podrá salir de abajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s