Destapan en Nueva York escandaloso caso de corrupción de plana “rojita” By VAD Redacción KA

Destapan en Nueva York escandaloso caso de corrupción de plana “rojita”

Share on Facebook
Tweet on Twitter

 

Los nombres de Fidel Ramírez Carreño, hermano del expresidente de Pdvsa y actual embajador de Venezuela en la ONU, Rafael Ramírez Carreño; Enrique Rafael Cid, un contratista que fungió como asesor del exministro de Industria Energía Eléctrica, Jesse Chacón y el ex viceministro de Energía Eléctrica, Nervis Villalobos Cárdenas estarían involucrado en un caso de blanqueo de cientos de millones de dólares que habrían sido lavados por dos empresarios del estado de la Florida y que habría beneficiado a varios funcionarios del gobierno de Hugo Chávez Frías y de su sucesor Nicolás Maduro.

Maibort Petit@maibortpetit/ Venezuela Al Día

De acuerdo a un memorando enviado por el Fiscal del Distrito Sur de Nueva York, Joon H. Kim a la Corte Federal de Manhattan los tres exfuncionarios del gobierno venezolano habrían sido beneficiados del esquema de lavado de dinero puesto en marcha por los acusados, Javier Díaz y Luis Javier Díaz, a través de una empresa de venta de materiales de construcción que actúo ilegalmente como banco y que está ubicada en la ciudad Doral, en el sur de la Florida.

Luis Díaz, Jr. y Luis Javier Díaz -padre e hijo– fueron acusados por el gobierno de los Estados Unidos de cuatro cargos, todos derivados de la operación de un negocio de transferencia de dinero sin licencia a través de su empresa exportadora Miami Equipment, desde aproximadamente 2010 hasta al menos 2016.

Los cargos de acusación contra los Díaz son los siguientes:

1) Conspiración para operar un negocio de transferencias de dinero sin licencia, en violación del Título 18 del Código de los Estados Unidos, Sección 371;

2) Operación de un negocio de transferencia de dinero sin licencia, en violación del Título 18 del Código de Estados Unidos, Sección 1960;

3) Conspiración de lavado de dinero, en violación del Título 18 del Código de los Estados Unidos, Sección 1956 (h); y

4) Lavado internacional de dinero, en violación del Título 18 del Código de los Estados Unidos, Sección 1956 (a) (2) (A)

Testigo para el juicio

Kim informó a la corte que el gobierno presentará como testigo a Daniel Lansberg- Rodríguez. un experto en el sistema de control cambiario vigente en Venezuela, conocedor de los métodos comunes de evasión de esos controles cambiarios y los efectos de tal evasión en la economía venezolana.

Kim explica que el sistema de control de cambios que rige en Venezuela hace que no existan bienes disponibles para el uso y consumo de la población venezolana.

El fiscal informó que el profesor Lansberg-Rodríguez podrá identificar en su testimonio frente a la corte a ciertas personas relevantes en el caso de los acusados, entre quienes se incluyen a Fidel Ramírez Carreño, Enrique Rafael Cid y Nervis Villalobos Cárdenascomo ciudadanos afiliados al gobierno venezolano.

El fiscal neoyorquino espera que Lansberg-Rodríguez testifique sobre los términos que las personas en Venezuela utilizan para referirse a los mecanismos para obtener divisas a través de CADIVI, entre los que destaca el conocido como “cupo”.

Daniel Lansberg-Rodríguez es profesor adjunto de Finanzas en la Escuela de Administración Kellogg de la Universidad Northwestern, donde imparte enseñanza sobre materias relacionadas con las condiciones económicas y políticas en América Latina. Lansberg-Rodríguez tiene doble ciudadanía estadounidense y venezolana.

Lansberg-Rodríguez residía en Venezuela, al igual que toda su familia, antes de asumir el cargo de profesor en la mencionada universidad norteamericana.

Lansberg-Rodríguez es director de la región latinoamericana en la consultora de macroeconomía y geopolítica Greenmantle LLC, y ​​el economista jefe de Core Capital Management, un fondo de Inversión alternativo.

En Venezuela, Lansberg-Rodríguez trabajó durante varios años como Jefe de División de Desarrollo del Gobierno Municipal de Sucre; como asociado en New Market Analytics, una firma de gestión de activos que brinda servicios a individuos venezolanos que poseen grandes patrimonio y como gerente de proyecto de la Fundación Eugenio Mendoza, una ONG involucrada en las microfinanzas en Venezuela.

Lansberg-Rodríguez también es conferencista sobre la economía venezolana, incluidos los regímenes de control de cambio, los esquemas de evasión de esos controles, el régimen político y ha sido consultado como experto en relación con otros dos procedimientos legales.

Kim informó que la Fiscalía de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York compensará a Lansberg-Rodríguez a razón de $ 250 por hora por su preparación y testimonio en este caso.

Durante su testimonio, Lansberg-Rodríguez cubrirá los siguientes temas:

Regímenes venezolanos de Control de Cambio

A partir de 2003, el gobierno venezolano promulgó una serie de controles monetarios, también conocidos como controles cambiarios, en un intento de estabilizar su propia moneda, el Bolívar, asegura la comunicación.

Si bien los términos precisos de estos controles monetarios han cambiado ligeramente desde 2003, en cada uno de estos regímenes, las personas y empresas privadas no pueden convertir bolívares a dólares estadounidenses ni a otras divisas, a menos que estén específicamente autorizados por el gobierno venezolano.

La moneda diferentes al Bolívar que se requiere en casi todas las transacciones entre una entidad venezolana y otra extranjera -en gran medida porque las entidades extranjeras generalmente no aceptarán pagos en bolívares debido a la inestabilidad de la moneda y la dificultad de convertirlos.

Para obtener legalmente dólares americanos, una entidad venezolana debe pasar por los canales del gobierno, incluyendo la presentación de una solicitud a una oficina gubernamental conocida como Comisión para la Administración Divisas “CADIVI”, que establece un tipo de cambio “oficial” de bolívares a dólares americanos artificialmente bajo. CADIVI lo hace en un intento de inflar artificialmente el valor de los bolívares. La oficina que actualmente desempeña esta función es Centro Nacional de Comercio Exterior o“CENCOEX”.

En el memorando se explica que las entidades venezolanas también pueden obtener dólares en otras oficinas gubernamentales, que incluyen en diversos períodos de 2010 a 2016, el Sistema complementario de Administración de Divisas “SICADI“; el Sistema Cambiario Alternativo de Divisas “SICAD II“, el Sistema de Transacción con título en moneda extranjera “SITME“, el Sistema marginal de divisas “SIMADI” y el Sistema de divisas de tipo de cambio complementario flotante de mercado “DICOM“, todos los cuales brindan un tipo de cambio menos favorable que CADIVI o CENCOEX.

SICAD I / II, SITME, SIMADI y DICOM son todas administradas por el gobierno venezolano. El acceso de un individuo o entidad a cada una de estas oficinas está regulado por el gobierno central.

Como parte de la solicitud de dólares en CADIVI, el comprador venezolano que busca adquirir bienes o servicios de una compañía extranjera debe especificar los bienes o servicios que desea comprar, así como el precio de compra. Luego CADIVI determina si aprueba o no el intercambio de Bolívares a dólares para la transacción. Al hacer esta determinación, se da prioridad a la importación de ciertos “bienes primarios”, tales como alimentos, medicamentos y compras relacionadas con la construcción y la infraestructura, dice el informe de la fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

Una vez aprobada la transacción, se transfiere los dólares a la cuenta del banco extranjero del vendedor, ya sea por CADIVI directamente o a través de la cuenta bancaria del comprador venezolano. El comprador venezolano debe justificar su compra en dólares presentando facturas u otra documentación aceptada por CADIVI donde se especifiquen los bienes o servicios que se obtuvieron con las divisas.

Mercados alternativos

La dificultad de acceder a los dólares en Venezuela, combinada con la depreciación rápida y prolongada del valor del Bolívar y la tasa de conversión artificialmente baja de Bolívar al dólar, tiene el efecto de crear mercados alternativos dentro de Venezuela, afirma Kim en su informe.

Estos mercados alternativos tienen dos formas principales: (1) mercados paralelos o “negros”, en los cuales se compran y venden dólares a precios mucho más altos que el tipo de cambio oficial CADIVI, y (2) la sustitución de bienes por monedas, por lo que los individuos compran, acaparan y intercambian artículos en lugar de usar el inestable y devaluado Bolívar.

Métodos de evasión del régimen de control de cambio

El acceso restringido a dólares creado por los diferentes regímenes de control de divisas descritos anteriormente, junto con la tasa de conversión artificialmente baja mantenida por CADIVI, crean incentivos para que individuos y empresas venezolanas obtengan cantidades de dólares de CADIVI más allá de las usadas para la compra real de bienes y servicios, dice el fiscal.

La fiscalía sostiene que debido a las experiencias personales que tiene Lansberg-Rodríguez sobre el sistema cambiario venezolano, aunado a las interacciones con funcionarios gubernamentales y otras personas en Venezuela lo hacen competente para actuar como testigo experto en la materia para discutir los cargos por los cuales serán juzgados los acusados del caso Díaz.

En el memorando, Kim destaca que hay un método común para evadir la regulación de CADIVI, y es el hecho que el comprador venezolano presente facturas infladas al gobierno, para obtener la aprobación de la compra de dólares más allá del valor de los fondos requeridos para una transacción en particular.

–Este esquema necesariamente requiere la participación de un exportador que esté dispuesto a recibir y redistribuir el exceso de fondos de la entidad venezolana, ya sea de regreso a la entidad venezolana (donde el exceso de dólares podría utilizarse para realizar arbitrajes en dólares) o a terceros, según lo dirigido por la entidad venezolana. A cambio de su participación en el esquema, a los exportadores se les paga a menudo una tarifa o un porcentaje de los fondos distribuidos. El método de sobrefacturación para evadir los controles de moneda es particularmente común en la industria de la construcción. Este esquema se denomina “arbitraje dólar”, dice el fiscal neoyorquino.

Más adelante señala que bajo este esquema, las personas o entidades venezolanas obtienen dólares de CADIVI a la tasa oficial baja (típicamente después de presentar una factura falsa que pretende documentar una base aprobada para obtener los dólares de CADIVI e intercambiar esos dólares por Bolívares a una tasa mucho mayor en el mercado “negro” o paralelo, usando el diferencial entre la tasa de cambio nacional y la tasa del mercado negro para aumentar exponencialmente su oferta de bolívares. Esos bolívares pueden ser reenviados al sistema CADIVI para obtener más USD o usarse dentro de Venezuela.

Las estimaciones del volumen de dinero que se intercambian a través de CADIVI que finalmente desaparece debido al rango de arbitraje está entre el 30% al 40%, acota la fiscalía.

Efectos de la evasión del control de moneda

La perpetración de esquemas de evasión del control de cambio ha tenido un efecto perjudicial en la economía de Venezuela, asegura Kim.

Señala que Venezuela es un país que depende en gran medida de las importaciones, ya que no produce productos ni servicios suficientes para sus ciudadanos, la economía depende de los ingresos de su industria estatal de petróleo y gas natural para financiar la importación de bienes y servicios, incluidos comida y medicina, para su población.

Añade que los esquemas de sobrefacturación y de arbitraje de divisas, tal como se describió anteriormente, exacerban la escasez de bienes en todo el país por las siguientes razones:

(1)La presentación de facturas falsas o infladas da como resultado una discrepancia masiva entre la cantidad de bienes documentados oficialmente como importados al país y puestos a la venta para el público venezolano y la cantidad de bienes que en realidad fueron importado. Además, una parte significativa de los fondos que se habrían usado para importar esos bienes se pierden en el mercado negro.

(2)La sustitución de bienes por moneda para evitar la inflación. Las pérdidas eufóricas hacen que esos bienes no estén disponibles para su uso y consumo por parte de la población venezolana.

La fiscalía solicitó que de conformidad con la Regla 16 (b) (1) (C), el Gobierno exige que la defensa haga una presentación siminar a la hecha con el profesor Lansberg-Rodríguez cualquier testigo experto en el que se pretenda confiar los acusados. “Dicho resumen incluirá las opiniones de los testigos, las bases y los motivos de esas opiniones, y las calificaciones del testigo”.

Los fiscales asistentes en ese caso son los abogados: Edward B. Diskant, Daniel M. Tracer, Benet J. Kearney.

Los abogados de la defensa enviaron al juez una carta donde piden negar la petición de la fiscalía para que el experto venezolano testifique en la corte, a la vez que niegan que sus clientes hayan actuado en el esquema de lavado de dinero expuesto como delito por parte del gobierno de los Estados Unidos.

El hermano del poderoso Rafael Ramírez

El médico Fidel Ramírez Carreño es hermano del ex presidente de Pdvsa y ministro de Petróleo y Minería, y actual embajador de Venezuela en la Organización de Naciones Unidas Rafael Ramírez Carreño.

Fidel Ramírez Carreño fue nombrado por su poderoso hermano como Director General de Servicios de Salud y Asistencia de PDVSA durante su gestión. También ocupó el cargo de director del Hospital Militar de Caracas.

Supuesto testaferro de Jesse Chacón

Eduardo Rafael Cid es un empresario venezolano que ha sido asociado y calificado de ser el supuesto testaferro del ex-Ministro de Energía Eléctrica y actual embajador de Venezuela en Austria, Jesse Chacón.

Rafael Cid es dueño de la contratista eléctrica “Inversiones Eracon”. El mencionado por el fiscal de Nueva York en el millonario caso de lavado de dinero ejecutado por los Díaz, manejaba sus operaciones desde la sede de Corpoelec en San Bernardino, al lado de la oficina del entonces ministro Chacón dice un reportaje publicado en la prensa venezolana.

Cid sin ser funcionario de Corpoelec sino un “empresario” fue designado asesor por Jesse Chacón.

Ex viceministro de Energía Eléctrica, Nervis Villalobos Cárdenas

El exviceministro de Energía Eléctrica, Nervis Villalobos Cárdenas ha sido involucrado en varios hechos de corrupción, y actualmente está siendo investigado en el Juzgado de Instrucción número 41 de Madrid por su supuesta vinculación con operaciones de lavado de dinero hechas a través de la extinta entidad portuguesa Banco Espirito Santo.

Villalobos Cárdenas también fue investigado en otro juzgado de Madrid por blanqueo de capitales en el caso relacionado con el Banco Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Arriba
A %d blogueros les gusta esto: